Baloncesto | Valencia Basket

El Valencia Basket vende en un día todos los abonos libres de la Fonteta

Paco Raga posa con los aficionados presentes en la puesta de largo de la campaña de abonos / Jesús Signes

Los únicos pases a la venta a partir del 17 de julio serán los no renovados entre los 7.800 socios

JUAN CARLOS VILLENAValencia

Yolanda Mira y Mario López fueron ayer los dos primeros afortunados que consiguieron su abono para la próxima temporada del Valencia Basket, la del regreso a la Euroliga. Todo un tesoro porque, por primera vez en la historia del club, se agotó el papel a las pocas horas de abrirse el plazo de venta. A día de hoy, entre los 7.800 abonados de la pasada temporada y los 300 vendidos ayer en el Fonteta está colgado el cartel de 'no hay billetes'. Ese objetivo, el de 8.100 socios, es el que se plantea el Valencia Basket para una campaña en la que ya ha quedado claro el primer día que el pabellón de Hermanos Maristas se ha quedado, afortunadamente, pequeño. Los únicos pases que se pondrán a la venta, por tanto, serán los que no se renueven en el plazo establecido.

El consejero delegado del club, Paco Raga, ya anunció en una entrevista concedida a este periódico el pasado 12 de junio que Juan Roig ya está sopesando la idea de financiar otro recinto. A buen entendedor pocas palabras bastan: «Si el nuevo pabellón no lo hacen las instituciones algún día llegará. Si continuamos en la misma línea con la Fonteta llena algún día llegará». Así comenzó el planteamiento de L'Alqueria del Basket, la mejor ciudad deportiva de baloncesto de Europa que ayer el dirigente aseguró que estará inaugurada en diciembre de este año ya que la entrega de las obras está prevista para septiembre. Los dos meses de decalaje entre una fecha y otras se utilizarán para cumplimentar todos los trámites administrativos necesarios y las últimas licencias.

El director general de la entidad taronja, después de recordar que Juan Roig y Hortensia Herrero «aportan cada temporada el setenta por ciento del presupuesto» como mecenas del club, declaró que la estimación del aumento de presupuesto para la temporada del regreso a la Euroliga es de un 10% a un 15%. Teniendo en cuenta que el de la pasada fue de 12,8 millones de euros la horquilla más alta, la más cercana a ser realidad tal y como confirmaron fuentes oficiales a esta redacción, elevará la factura a 14,6 millones. Muy cercana a la cifra de 15 que es la estimada una vez acabe la temporada ya que siempre hay que tener en cuenta gastos imprevistos por lesiones o por aumento de los viajes europeos en el caso de que el Valencia Basket supere la primera fase de Euroliga. Si la aportación de los dueños sigue siendo de un 70% se disparará hasta los 10,5 millones.

Ese fue el contexto de ilusión con el que arrancó ayer la campaña de abonos más 'fácil' de la historia de la entidad valenciana, puesto que el proyecto del actual campeón de la Liga Endesa se vende con el símbolo del trofeo que sigue presidiendo todos los actos del club. El precio de los pases ha tenido un aumento medio del 15%, con un efecto práctico de incremento de 15 euros en la Grada Joven, 20 en el abono más barato y 150 en el más caro, el de la zona VIP. El caramelo de la Euroliga, por primera vez pasarán por la Fonteta los quince mejores equipos del continente, tiene la explicación de ese mínimo aumento. La campaña, bajo el lema de 'Familia Taronja' mantiene las facilidades del pago aplazado, el abono familiar o los 100 abonos para los mejores estudiantes. La Fonteta se quedó pequeña.

Más

Fotos

Vídeos