LIGA FEMENINA 2

El Valencia Basket vence con autoridad a un rival directo por el ascenso

El equipo de Rubén Burgos no da opciones al Alcobendas, gana su séptimo partido seguido y deja al quinto de la tabla a dos victorias

J. C. VILLENA

valencia. El Valencia Basket de Rubén Burgos sigue imparable en el inicio de 2018. Ayer, ante el Pacisa Alcobendas, sumó su séptima victoria consecutiva, que vale mucho más que un triunfo cualquiera puesto que las madrileñas son un rival directo por los puestos de playoff de ascenso. Con la victoria, las taronja se colocan terceras con un balance de 11-3 y con un partido pendiente, el que disputarán el miércoles frente al Canoe. De ganar igualarían en la segunda plaza al Leganés, que ayer se vio sorprendido por el Ciudad de los Adelantados en Madrid (54-61).

Además del triunfo deportivo, los 1.100 espectadores que se dieron cita en la Fonteta suponen otro paso al frente de la respuesta de la masa social del club a un proyecto que sigue dando pasos rumbo a la Liga Femenina. Una vez más, el tridente demoledor del Valencia Basket lo formaron Tirera, Garí y Bettencourt. Entre las tres sumaron 44 puntos y 18 rebotes, un auténtico muro que no pudo superar el Alcobendas.

El conjunto taronja dominó en todo momento el partido, repartiendo 22 asistencias, y al final del primer cuarto ya dominaba por un claro 22-13, tras una canasta de Virginia Sáez sobre la bocina. El conjunto madrileño apretó en el segundo cuarto pero las jugadoras de Burgos, con la dirección de una acertada Aleksic, lograron subir la renta al descanso ganando de nuevo el segundo parcial (43-33).

El Valencia Basket intentó en el tercer cuarto implementar su manual de las seis victorias consecutivas acumuladas, dando un golpe de efecto para administrar la renta en el último cuarto. Un parcial de inicio de 8-2 permitió a las locales poner una máxima renta (51-35) que sería fundamental en los últimos minutos. El Alcobendas recortó distancias, pero una canasta de nuevo al límite del cuarto de Bettencourt permitió a las locales ganar de nuevo un nuevo parcial y elevar dos puntos más la renta al paso por vestuarios (61-49). Sólo restaba administrar la ventaja.

El 13-13 de parcial en el último cuarto resume lo vivido sobre el parquet de la Fonteta. El Valencia Basket apretó en defensa sabedor de que era la mejor forma de sellar el triunfo, puesto que las madrileñas debían remontar un renta que se amplió tras una canasta de Garí (66-51). Las madrileñas recortaron con un parcial de 0-5, de la mano de Togores, pero la victoria nunca estuvo en peligro. «Era un partido muy importante porque era un rival directo. Teníamos que ganar y recuperar el average ya que perdimos de tres en Alcobendas y conseguimos los dos objetivos», reconoció tras el partido Rubén Burgos, que señaló las claves del triunfo: «El equipo saltó con mucho esfuerzo, entregado desde el principio. El juego no fue brillante estuvimos más cómodos a campo abierto pero tuvimos alguna precipitación en ataque y pequeños fallos de concentración que permitieron al rival acercarse».

Fotos

Vídeos