El Valencia Basket no tira la toalla con Pedro Martínez e intentará convencerle

Pedro Martínez, con gesto pensativo, durante el entrenamiento de ayer en la Fonteta.
Pedro Martínez, con gesto pensativo, durante el entrenamiento de ayer en la Fonteta. / jesús signes

El entrenador desliza que le ha faltado cariño del club y defiende que no hay ningún pacto para esperar a final de temporada para negociar

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El título de Liga puede jugar un papel determinante en el 'culebrón' que están protagonizando Pedro Martínez. El informe técnico de Chechu Mulero sigue siendo claro con respecto a la oferta de renovación que se le ofrecerá en cuanto acabe la final frente al Real Madrid. Con un trofeo encima de la mesa sería más fácil limar asperezas. El entrenador rompió su silencio la madrugada del jueves, tras el tercer partido, para ofrecer una visión distinta a la defendida por todas las partes, incluido él, sobre su proceso de renovación. Lo hizo en el programa El Larguero, de la SER: «El club funciona así, el año pasado ya pasó lo mismo y me adapto a lo que hay. Lo que hago es no perder energías con eso ni preocuparme. No hay ningún pacto, el club decidió el año pasado que se hablaría cuando se acabara la competición y este año ha vuelto a decidir lo mismo. Yo me adapto y acepto que esa sea su decisión». Un argumento totalmente contrario al defendido por Paco Raga, el consejero delegado del Valencia Basket, el lunes en este periódico: «Voy a cumplir lo que pactamos con Pedro Martínez cuando lo fichamos hace dos años. Él lo insistió en ese momento y nosotros también. Iremos año a año y hasta que no acabe la final no nos manifestaremos. Lo dijo él y nosotros».

El catalán, en la citada entrevista radiofónica, desveló la verdadera clave del asunto: «A mi me gusta entrenar pero también sentirme querido, como todos». Ahí reside el problema, con lo que si no hay cambio de rumbo el Valencia Basket apurará las opciones para convencerle. Martínez no cerró la puerta a una posible oferta: «A ver la letra pequeña de ese año más. Cuando haces las cosas bien en el presente el futuro normalmente es bueno».

La única realidad, a día de hoy, es que Pedro Martínez no tiene ninguna oferta en firme de ningún equipo de la ACB, aunque varios equipos extranjeros sí que han movido ficha. Su mejor alternativa en España, el FC Barcelona, se ha cerrado según informó ayer Mundo Deportivo. Lo que parece claro es que los banquillos de la Liga Endesa pueden sufrir un 'efecto dominó' en cuanto se mueva la primera ficha. La más que posible salida de Sito Alonso de Vitoria le convertiría en un rival directo por el banquillo del Palau. La decisión final de Pedro Martínez también puede afectar al futuro de Txus Vidorreta. El vasco, tal y como informó este periódico, es uno de los mejores colocados en el caso de que el conjunto valenciano tenga que mirar al mercado. Todo por partes, primero la Liga y segundo intentar convencer a Martínez.

Más

Fotos

Vídeos