El Valencia Basket ya pule el orgullo de L'Alqueria

Romain Sato lanza a canasta durante la visita del primer equipo a las obras de L'Alqueria del Basket antes de iniciar las vacaciones.
Romain Sato lanza a canasta durante la visita del primer equipo a las obras de L'Alqueria del Basket antes de iniciar las vacaciones. / miguel ángel polo

La inauguración oficial será en diciembre pero la entidad no descansará en agosto para acelerar los permisos administrativos previos a su apertura El club quiere que la cantera pueda entrenar en septiembre

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

El Valencia Basket inaugurará de forma oficial L'Alqueria del Basket en diciembre aunque el deseo de la entidad, tal y como confirmaron fuentes oficiales a este periódico, es obtener los permisos oportunos en verano para que los equipos de la escuela ya puedan entrenar en las pistas en septiembre. Siempre que los plazos puedan cumplirse, puesto que la maquinaria legal está siendo escrupulosa con los plazos de la construcción de la ciudad deportiva taronja, se quiere aprovechar el inicio inminente de las competiciones a la vuelta del calendario escolar para que la instalación pueda ir oxigenando los actuales centros de entrenamientos, repartidos entre las actuales naves colindantes a la Fonteta y los diversos pabellones de la ciudad con los que el Valencia Basket ha tenido que firmar convenios para poder albergar los 450 jugadores que forman en la actualidad la escuela.

Los ejecutivos de la Fundación Valencia 2000, la entidad promotora de la obra bajo el paraguas de la financiación de 18 millones de euros de la obra que aporta de forma directa Juan Roig, no descansarán en agosto para ir cumpliendo todos los trámites administrativos en los organismos oficiales. En cuanto se tengan todos los permisos oportunos, y se hayan entregado las 'llaves' de L'Alqueria, se podrá comenzar a respirar baloncesto en sus pistas. Un anhelo del propietario del club desde hace muchos años y que está en su recta final de convertirse en realidad.

Para poder cumplir los plazos de ejecución, que fueron siempre ambiciosos para poner su puesta de largo en el último trimestre de 2017, se han empleado cerca de 200 trabajadores en las diversas fases de la obra. La más costosa, por las altas temperaturas de verano de 2016, fue la cimentación. En la actualidad, el complejo afronta la parte final de su acabado. En el revestimiento ya luce uno de los orgullos exteriores, los logos del edificio y del club que se hicieron públicos durante esta semana. En el interior, los operarios pulen los detalles del parquet, ya instalado en la mayoría de las pistas interiores, y de las instalaciones de servicios, con el saneamiento ya terminado en los vestuarios y baños, y la colocación de las gradas. La pista principal contará con 500 asientos para presenciar sus partidos. Será, también, la que utilice el primer equipo del Valencia Basket cuando tenga que buscar un lugar de entrenamiento fuera de la Fonteta por la celebración de algún evento. Sin duda, un salto de calidad para Txus Vidorreta y sus jugadores que evitarán la molestia de tener que desplazarse en autobús dentro de la ciudad para entrenar.

L'Alqueria del Basket se convertirá en la ciudad deportiva más grande de Europa, con 15.000 metros cuadrados de construcción y 13 pistas de baloncesto. El complejo, que ya sido visitado tanto por el director general de la Euroliga, Jordi Bertomeu, como por el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa, aspira a albergar, a partir de enero de 2018, alguno de los eventos más importantes en categorías inferiores. Para coordinar el trabajo del hasta millar de jugadores y jugadoras que el Valencia Basket desea contar en su cantera y escuela se encuentran Andreu Casadevall en el apartado masculino y Esteban Albert en el femenino. Dos clásicos de la canasta.

Más

Fotos

Vídeos