El Valencia Basket está obligado a reaccionar

Alberto Abalde y Bojan Dubljevic, ayer antes del entrenamiento en la Fonteta. / juan j. monzó
Alberto Abalde y Bojan Dubljevic, ayer antes del entrenamiento en la Fonteta. / juan j. monzó

El Estrella Roja inicia la serie de tres partidos de Euroliga en la Fonteta antes de fin de año que marcará el futuro de los taronja en el torneo Dubljevic y Abalde vuelven al equipo tras superar sus lesiones

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. «Os deseamos una muy feliz Navidad, llena de salud y a ser posible más victorias». El breve discurso que pronunció ayer Txus Vidorreta en el tradicional brindis navideño fue el preludio de una de las imágenes más deseadas por el cuerpo técnico en el último mes, la recuperación de dos de sus lesionados. Dubljevic y Abalde son los regalos de fin de año para el Valencia Basket, aunque con el gallego se va a ser muy cuidadoso en su vuelta para que no exista un nuevo peligro de recaída en su problema muscular. Hoy, ante el Estrella Roja, tiene el alta médica aunque la evolución del partido marcará su regreso. Quien no tiene ningún asterisco es el montenegrino, que tras tres semanas de ausencia para superar su tendinitis en el Aquiles, vuelve con ganas de ayudar a su equipo a superar la pesadilla en la que se ha convertido la Euroliga en el último mes de competición.

El Valencia Basket no gana un partido en la antigua Copa de Europa desde el 27 de octubre, cuando se impuso 91-53 al Unicaja. Desde entonces, siete derrotas consecutivas que le han dejado con un inquietante balance de 3-8. Con cuatro jornadas para que termine la primera vuelta, los tres partidos que tienen los taronja en casa se antojan fundamentales para seguir calibrando las opciones de clasificarse para el playoff. El de hoy ante el Estrella Roja es el primero.

El conjunto serbio llega a Valencia en su mejor momento de la temporada, donde ha enlazado dos victorias en la Euroliga jugando su baloncesto de más brillo. En ellas ha dejado patente su peligro desde más allá del arco. En los triunfos a domicilio ante el Real Madrid (83-87) y en Belgrado frente al Anadolu Efes (100-81) ha sumado 31 triples. Ante los turcos, Feldeine se fue a los 29 puntos con un 4 de 7 en la línea de tres y continuó su momento dulce en el partido ante la Cibona en la Liga Adriática, con 23 puntos y un 6 de 10 en triples. Junto a él, Rochestie, Antic, Bjelica y Dobric son auténticas metralletas. Frenar ese potencial anotador será uno de los objetivos de la defensa taronja.

El Estrella Roja del jovencísimo técnico Alimpijevic, de 31 años, está acostumbrado a renacer cada verano de sus cenizas, cuando los equipos poderosos compran a sus estrellas emergentes. De su última visita a la Fonteta, hace justo tres años, han desaparecido apellidos ilustres como Marjanovic, Mitrovic o Kalinic pero mantiene su espíritu combativo que le hace ser una amenaza en un día inspirado en el tiro. Una buena prueba para calibrar el propósito de enmienda de los taronja, que deben erradicar los colapsos que provocan remontadas.

Más

Fotos

Vídeos