El Valencia Basket no decidirá si ficha a un pívot hasta saber cómo regresa Latavius Williams

Vidorreta y Mulero conversan ayer en la Fonteta. / damián torres
Vidorreta y Mulero conversan ayer en la Fonteta. / damián torres

El americano tiene prevista su llegada el martes 23 de enero y será entonces cuando el club taronja sopese sobre su futuro y el de Rudez

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. Las próximas dos semanas van a ser muy importantes en el devenir de la plantilla del Valencia Basket en lo que queda de campaña. Más allá del esperado regreso de Joan Sastre, el club tendrá que despejar la gran incógnita, el futuro más inmediato de Latavius Williams. El americano se marchó el pasado 12 de diciembre a Dallas para recibir un tratamiento por parte de uno de los mejores especialistas en la delicada lesión que padece, una rotura por estrés en la tibia, e intentar salvar su contrato con la entidad taronja. A día de hoy, el pívot no se ha vestido su nueva camiseta y es por ello que la entidad de la Fonteta fichó a Damjan Rudez con un contrato que caduca el próximo 30 de enero. Las fechas cuadran.

El Valencia Basket, tal y como confirmó ayer esta redacción, no decidirá si ficha un pívot en el mercado hasta testar cómo regresa Latavius Williams de su tratamiento. En principio, el regreso del jugador está previsto para el martes 23 de enero. Será entonces cuando, después de estudiar el resultado de las pruebas que trae desde Estados Unidos y realizar un nuevo reconocimiento médico en Valencia, se decida sobre su futuro. Con la cautela que hay que tener en este delicado asunto, lleva cuatro meses y medio de baja, dentro del club se mantiene un moderado optimismo en cuanto a la posibilidad de que aún pueda jugar con el equipo, algo impensable hace pocas semanas.

A día de hoy todas las opciones están abiertas con respecto a Williams y el efecto colateral que pueda tener con Rudez. En la horquilla más optimista, la de la recuperación total del jugador, las opciones de renovación del croata serían mínimas, puesto que el Valencia Basket recuperaría su juego interior original con cinco jugadores. Rudez puede tener más opciones de conseguir, al menos, otra renovación temporal en el caso de que el resultado del tratamiento de Williams indique que está para jugar pero que deberá pasar por un periodo de adaptación. Teniendo en cuenta que la Copa del Rey se inicia el jueves 15 de febrero en Las Palmas, en ese escenario no se descarta que se mantenga a los dos jugadores en nómina.

La gran duda a despejar es la decisión a tomar en el caso de que el informe sea negativo y el Valencia Basket decida rescindir el contrato de Williams. En ese escenario, el club deberá decidir si renueva por toda la temporada a Rudez o si acude al mercado en busca de otro perfil. La gran duda para Txus Vidorreta y su cuerpo técnico con el croata es su rendimiento como cuatro, el puesto de Williams, puesto que incluso se está confiando más en Doornekamp al tres que en Rudez, que acumula 17 rebotes en los 193 minutos que ha disputado con la camiseta del Valencia Basket. Un balance muy pobre. En el caso de cortar a Williams no se descarta acudir al mercado en busca de un perfil más físico que Rudez. El mercado de la NBA está abierto en enero con los últimos descartes puesto que el sábado termina el plazo para que los contratos llamados duales, dos puestos extra en las plantillas, se conviertan en garantizados, con lo que se producirán salidas de los equipos.

Fotos

Vídeos