Deportes

Valencia Basket

Fenerbahce - Valencia Basket: Obradovic impone su defensa (79-66)

Fenerbahce-Valencia Basket./EFE
Fenerbahce-Valencia Basket. / EFE

El Valencia Basket pierde en Estambul ante un Fenerbahce agresivo que frena a Erick Green

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Fenerbahce tocó la gloria en la pasada Final Four de la Euroliga, dando al conjunto turco el primer título de su historia en el torneo, desde la defensa. Ese sello histórico de Zeljko Obradovic que le ha servido para llevar la estrella de mejor entrenador europeo. Por títulos, su palmarés son las tablas de la ley durante décadas, y por el respeto que imponen sus equipos. La gran noticia que debe llevarse el Valencia Basket de su viaje a Turquía es la mimada preparación, lo reconoció el propio Obradovic en la previa, que el ‘Fener’ realizó de la visita del campeón de la Liga Endesa. El mejor símbolo fue el trabajo defensivo sobre Erick Green. El americano se quedó sin anotar una canasta de campo por primera vez desde que viste la camiseta taronja. En ese colapso seguro que las horas de vídeo del técnico serbio fueron fundamentales. El ‘scouting’ al rival es directamente proporcional al respeto de un equipo sobre otro y ayer, sobre el parquet del Ulker Arena, el actual campeón de Europa se lo tuvo al campeón de España. Se llevó la victoria el Fenerbahce de forma merecida. Toca aplaudir, aprender y mantener la calma. El Valencia Basket sigue teniendo un +1 entre los partidos de casa y los de fuera, con su triunfo en Vitoria. Una regla que marca si un equipo está en la senda de luchar por entrar en el playoff. Los valencianos lo siguen cumpliendo. Conviene no olvidarlo.

La mejor semilla a corto plazo fue la vuelta de San Emeterio a las pistas más de un mes después. Sin dudas. Con hambre. Con colmillo. El cántabro disputó veinte minutos y anotó 11 puntos. En los momentos más calientes, con varios triples marca de la casa. Suyo fue el momento del partido para el Valencia Basket. Los segundos en los que los más de 10.000 espectadores presentes en las gradas temieron por la victoria del Fenerbahce. Pero después del 67-62 tras el último triple del alero, a tres minutos del final, el Fenerbahce volvió a golpear. Realmente no lo dejó de hacer nunca, puesto que cada vez que el Valencia Basket se puso a cinco o cuatro puntos siempre, siempre, contestó con una canasta. Son la claves de un equipo campeón, no dejar pasar ningún detalle. Es esa ocasión le tocó a Sloukas y Vesely, que con una canasta más adicional cerró la victoria turca. No había vuelta atrás, el defensor del título de la Euroliga le ganó el primer pulso al defensor del cetro español. La próxima cita entre ellos será en la Fonteta el 11 de enero.

El primer cuarto se le comenzó a complicar a los taronja en el primer minuto, cuando Dubljevic cometió su segunda falta personal, y Datome aprovechó el momento de desconcierto para enlazar ocho puntos y poner a su equipo con una primera máxima renta (12-5). Evidentemente, el propio Obradovic con su gesto sabía que un equipo como el actual campeón de la ACB no se iba a caer con un primer golpe tan tempranero... no se equivocaba. La entrada de Pleiss, y el paso al frente de dos veteranos como Rafa Martínez y Van Rossom, amasó un parcial de 8-17 que llegó hasta el inicio del segundo cuarto para remontar el marcador del Ulker Arena (20-22).

El gesto serió cambió de banquillo. En esta ocasión lo puso Txus Vidorreta que, como Obradovic, también sabía que iba a llegar en cualquier momento la reacción de Fenerbahce. Tampoco se equivocaba. El latigazo de las ‘avispas’, así se conoce a los de Estambul por el estampado de su camiseta, fue eléctrico. Desde la defensa, donde las ayudas de Wanamaker y Sloukas ahogaron a un Green que terminó la primera parte con un 0 de 4 en tiros de campo, y con un ataque agresivo, en el que apareció Thompson, para poner otro parcial rotundo de 12-0 y llevar el partido al 32-22. Los rebotes ofensivos de Will Thomas, cinco en la primera parte, sirvieron de salvavidas para los taronja. Con esas segundas oportunidades, los de Vidorreta lograron mantenerse a flote al final de la primera parte cuando los de Obradovic habían amagado por primera vez con romper de forma definitiva el encuentro. El 38-30 al final de la primera parte dejaba el partido totalmente abierto.

Eso sí, comenzó a cerrarse cuando en el tercer cuarto te eternizó esa cadencia antes explicada. El Fenerbahce siempre defendió su renta con uñas y dientes, nunca mejor dicho, para no dejar que su rival remontara en ningún momento en el marcador. Daba igual las soluciones que los taronja buscaran en la pista, con el cambio de manija de Van Rossom a Vives, porque nunca logró atrapar al coyote. El 19-19 de parcial en el tercer tramo fue la mejor respuesta al enigma. A un golpe del Valencia Basket (42-38 tras canasta más adicional de Van Rossom) contestaba el Fenerbahce con otro arreón de carácter, ocho puntos consecutivos de Nunnally (50-40). Vives pegó otro zarpazo (50-45 con un triple) y Nunnally volvió a contestar elevando su renta de puntos a once. La última canasta de Dubljevic dejó en empate ese intercambio de parciales, un quirúrgico 57-49 en el manual de Obradovic para afrontar el último cuarto con la misma ventaja que tenía su equipo al descanso.

Volvió la partida de ajedrez. Movimiento de Van Rossom (59-54) y respuesta de Sloukas (62-54). Triple de San Emeterio (62-57)... y canasta de Wanamaker. En el intercambio de golpes Pleiss se llevó uno real en la parte derecha de la sien, que presentaba un gran hematoma. Que se quede en un susto... que ya no hay espacio para desgracias.

79 Fenerbahce Dogus

Wanamaker (10), Guduric (4), Datome (16), Melli (5), Vesely (12) -cinco titular- Thompson (7), Mahmutoglu (2), Sloukas (13), Nunnaly (10)

66 Valencia Basket

Vives (3), Green (4), Doornekamp (8), Thomas (5), Dubljevic (8) -cinco titular- Abalde (2), Van Rossom (10), Rudez (2), Rafa Martínez (3), San Emeterio (11) y Pleiss (10)

ÁRBITROS:
Belosevic (SER), Boltauzer (ESL) y Koromilas (GRE). Sin eliminados
incidencias:
partido correspondiente a la quinta jornada de la fase regular de la Euroliga disputado en el Ulker Sports Arena de Estambul ante 9.000 espectadores

Salió con las ideas más claras y con mayor dureza el Valencia y pronto obtuvo premio. Fue San Emeterio quien le dio los puntos necesarios para acercarse en el marcador pero ocho puntos casi seguidos de Nunnaly permitieron al equipo turco recuperar el paso.

Respondieron Doornekamp y Vives desde la línea de 6'75 pero Datome se unió a su compañero y el tercer cuarto acabó con la misma renta con la que había acabado el segundo pese a la mejoría que había mostrado el Valencia (57-49, m.30).

El conjunto español no se vino abajo y de la mano de San Emeterio consiguió estrechar el marcador un par de veces pero no pasó de ahí. Esta vez fue Sloukas el que se encargó de enfriar las intenciones (65-57, m.35). Lo volvió a intentar el Valencia por última vez de la mano de Green y aunque volvió a ponerse a cinco puntos, acabó por perder la fe y caer por casi su máxima desventaja.

Fotos

Vídeos