El Valencia Basket cambia su modelo médico

Pedro Tomás, gerente de IMED, y Vicente Solá. / miguel ángel polo
Pedro Tomás, gerente de IMED, y Vicente Solá. / miguel ángel polo

La plantilla tendrá a su disposición a especialistas del Hospital IMED de Burjassot mientras Rafa Martínez pasará hoy en Barcelona la primera revisión de su operación. Las bajas por lesión la temporada pasada se han cifrado en 281

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El Valencia Basket ya ha comenzado el cambio en el modelo médico para la próxima temporada. Una medida que el club tenía decidida desde principios de año, tal y como informó este periódico el 26 de febrero, y donde para la entidad era más importante corregir los fallos en los protocolos de salud, evidentes cuando el contador de las bajas por lesión se ha detenido en 281 en los 70 partidos oficiales, que entrar a valorar el futuro laboral de los máximos responsables de los servicios médicos y físicos del club. Ese será un segundo paso que se tendrá que analizar para sopesar si se producen cambios. A día de hoy, Miguel Frasquet sigue siendo el jefe del área médica del club, Pedro Cotolí el preparador físico y Pablo Martínez el jefe de los fisioterapeutas.

El Valencia Basket anunció ayer el acuerdo con el Hospital IMED de Burjassot para la temporada 2018-2019. Una vinculación que va más allá de un patrocinio al uso, aunque el centro hospitalario tendrá presencia en los abonos de la próxima campaña y en los soportes publicitarios de la Fonteta. Lo más importante para el funcionamiento del equipo taronja es que los jugadores, además de realizar las revisiones médicas correspondientes en sus instalaciones, tendrán a su disposición a los médicos especialistas del hospital. Tal y como rezó el comunicado, IMED ofrece «las técnicas diagnósticas más innovadoras». A efectos prácticos, cuando la próxima temporada aparezca la primera lesión, la consulta de los especialistas de IMED estará a disposición de los servicios médicos del club. En las tres operaciones que se han producido en la campaña que acaba de concluir, Diot fue tratado por el doctor Mikel Sánchez en Vitoria, Vives por el doctor Martín Oliva en Barcelona y Rafa Martínez por el doctor Cugat también en Barcelona, donde va a realizar la recuperación de su operación en la rodilla.

Más información

A día de hoy nadie puede asegurar que el capitán taronja vaya a poder utilizar las instalaciones de IMED puesto que el único contrato que le vincula al Valencia Basket termina este 30 de junio. Al catalán ya le han retirado la escayola que le pusieron tras la operación, pudo disfrutar en el Congost del ascenso del Manresa y hoy pasará la primera revisión en Barcelona. Si no hay cambio de última hora su viaje a Valencia, tal y como confirmaron a LAS PROVINCIAS fuentes conocedoras del caso, no se realizará hasta el inicio de la próxima semana. La primera conversación entre las partes está prevista que se realice tan sólo con la presencia del jugador, sin su agente. El deseo de Rafa Martínez es que tanto Paco Raga como Chechu Mulero le comuniquen en primera persona las intenciones que tienen con él antes de negociar las condiciones de un nuevo contrato.

La primera toma de contacto entre el capitán y el club se realizará sin el agente del jugador

La figura de Jaume Ponsarnau también será clave. El técnico de Tàrrega conoce al escolta de Sampedor desde sus inicios como profesional y, a buen seguro, puede tender puentes entre las dos partes. Como en el tema médico, la clave es encontrar los fallos en el modelo.

Fotos

Vídeos