Ultimátum a Williams con Jones a tiro

Txus Vidorreta charla con Latavious Williams. / miguel ángel polo
Txus Vidorreta charla con Latavious Williams. / miguel ángel polo

El Valencia Basket decidirá antes de la Copa si el pívot sigue o se mira al mercado El americano aún no ha comenzado a correr, el Baskonia ha dejado libre al interior de New York y la entidad taronja se centra en la búsqueda de un base

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

La jornada de ayer en la Fonteta fue más intensa en los despachos que sobre el parquet. La mañana comenzó con el corte de Damjan Rudez, puesto que no se ejecutó la cláusula de su contrato que alargaba su continuidad hasta junio con lo que hubo una decisión deportiva de por medio, que liberó un salario que se invertirá en el fichaje de un base. La lesión de Van Rossom, que ayer recibió el alta hospitalaria pero que estará fuera de juego alrededor de dos meses, obliga a mover ficha aunque el mercado es limitado. El problema para el Valencia Basket es que su 'sudoku' médico afecta a casi todas las posiciones en la pista. Un auténtico drama para el actual campeón de la Liga Endesa a dos semanas para la Copa.

Mientras la dirección deportiva analiza los ofrecimientos de bases y las opciones de realizar una operación como la de Sergi García, sacar previo pago de su importe a algún con contrato en vigor con otro equipo, el club debe tomar una decisión definitiva con Latavious Williams. La realidad es que el americano ha regresado de Dallas con buenos informes médicos sobre el estado de su fisura en la tibia, contrastados en España, pero a día de hoy sigue sin poder correr. El único trabajo que soporta su pierna, tras estar inmovilizado en Estados Unidos con una férula, es la bicicleta y caminar. Williams es consciente de que si no mejora en las próximas semanas con trabajo de contacto la opción del corte es una alternativa. Antes de la Copa, el Valencia Basket tomará una decisión definitiva al respecto. El mercado de jugadores interiores, también limitado a estas alturas, ofrece alguna opción. El Baskonia anunció ayer la marcha de Kevin Jones. El neoyorkino, que ha promediado 6 puntos y 7 rebotes en la ACB con el equipo de Pedro Martínez, quiere un contrato que le asegure lo que resta de temporada.

Uno de los grandes condicionantes para el Valencia Basket es que, una vez terminada la fecha límite de diciembre, no puede inscribir en Euroliga a ningún jugador que haya participado esta temporada en el torneo con otro equipo. En ese grupo se encuentra Jones, que ha disputado once partidos con el Baskonia. Otra de las opciones que ha barajado Chechu Mulero en los últimos meses ha sido la de Jarrod Jones, el pívot del Pinar Karsiyaka al que espió en directo en Murcia el pasado mes de noviembre.

El fichaje prioritario sigue siendo el de un base puesto que la previsión para el próximo partido, el jueves en Estambul frente al Anadolu Efes, es que no llegue a tiempo Sergi García. El balear cumple esta semana la tercera de la horquilla de su nueva lesión muscular y con la Copa a la vuelta de la esquina no se va a arriesgar con él hasta que Vidorreta ya disponga del nuevo base. No hay que descartar, por tanto, que antes de la cita de Las Palmas se realicen dos fichajes.

Fotos

Vídeos