A tumbar el fortín del CSKA

De Colo lanza ante la mirada de San Emeterio. / efe/ david aguilar
De Colo lanza ante la mirada de San Emeterio. / efe/ david aguilar

El conjunto moscovita acumula trece victorias consecutivas como local en Euroliga y los taronja viajan con Vives y Van Rossom entre algodones De Colo se enfrenta por primera vez al Valencia Basket desde su salida en 2012

JUAN CARLOS VILLENA

El CSKA de Moscú no pierde un partido de Euroliga en casa desde el 23 de diciembre de 2016, cuando el Fenerbahce se llevó el triunfo por 79-95. Desde entonces, el conjunto de Itoudis acumula trece triunfos consecutivos. Contando la pasada edición de la Euroliga, su balance es de 19-1 en los últimos veinte encuentros que ha disputado en el Megasport Arena. Sin duda, un reto de primer nivel para un Valencia Basket que viajó ayer a Rusia con la intención de hacer saltar el fortín de Nando De Colo. El partido será, sin duda, especial para el francés puesto que se enfrentará por primera vez al que fuera su exequipo, tras su salida de la Fonteta en el verano de 2014 para iniciar su aventura en la NBA. El galo avisó ayer del potencial del actual campeón de la ACB: «Esperamos un partido duro. El Valencia es un gran equipo, les seguimos la pasada temporada y en ésta han demostrado ser un buen equipo de baloncesto, hemos de estar preparados». De Colo disputó 162 partidos con la camiseta taronja y en su palmarés reluce el título de la Eurocup de 2010 ante el Alba de Berlín.

Pese a recuperar a Joan Sastre, que viajó con la expedición tras superar su pequeña rotura de fibras en el psoas, el dolor de cabeza para Vidorreta volverán a ser las dudas físicas. En uno de los puestos más sensibles para enfrentarse al CSKA, que presenta como amenazas al propio De Colo (Itoudis le dará minutos al uno para intentar desgastar esa debilidad del rival) y a Sergio Rodríguez. Vives y Van Rossom entrenaron ayer en Moscú pero llegan con sendas sobrecargas musculares, producto de los minutos 'extra' acumulados por la lesión de Antoine Diot, que sigue sin un plazo claro de vuelta a las pistas. La previsión es que puedan disputar, mermados, el partido, aunque los valencianos ensayaron el plan alternativo, con Rafa Martínez y Abalde como los elegidos para una eventual ayuda en la dirección.

El buen inicio de los de Vidorreta en la Euroliga, quintos con un balance de 3-2, les permite afrontar el duelo con la tranquilidad de seguir en la estela correcta de cara a la lucha por pasar el corte al playoff. Su balance de +1 entre los partidos dentro y fuera de casa, tras la victoria en el Buesa Arena, les permite defender ese estatus mientras logren defender el fortín de la Fonteta. Tras la visita a Moscú, el Valencia Basket recibirá en casa al Armani Milan. Otro duelo marcado en rojo para los valencianos.

Sin presión añadida pero con máxima ambición. Así afrontarán los taronja la visita a uno de los colíderes de la Euroliga, balance de 4-1, y que se presenta a la cita como el segundo mejor ataque del torneo. Enfrente, el Valencia Basket tratará de hacer valer su fortaleza defensiva (son el mejor equipo en este apartado estadístico del arranque de competición). El CSKA presenta una batería de anotadores temible (De Colo, Higgins, Clyburn, Rodríguez...), el músculo de Hunter y Hines y la experiencia de sus jugadores rusos (Kurbanov, Antonov, Khryapa...) como grandes bazas. La baja de Westermann, lesionado en la cadera, será un pequeño respiro.

Más

Fotos

Vídeos