Thomas se queda en la Fonteta

Thomas se queda en la Fonteta

El Valencia Basket ha retenido a ocho de los diez ganadores de la ACB tras la salida de Sikma y con Oriola cerca de fichar por el Barcelona El estadounidense agota el plazo para acogerse a su cláusula de salida

J. C. VILLENA/M. R. VALENCIA.

Uno de los primeros deseos que expresó públicamente Txus Vidorreta fue el de contar con la columna vertebral del equipo campeón de la ACB. El nuevo técnico del Valencia Basket hizo hincapié en mantener a los diez jugadores que ganaron la serie contra el Real Madrid hace escasas semanas. Los deseos del sustituto de Pedro Martínez, a grandes rasgos, se han cumplido. A día de hoy, el club taronja cuenta con los derechos federativos de nueve de ellos, después de que Sikma haya decidido fichar por el Alba de Berlín. Mientras Oriola está cada vez más cerca del Barcelona, todo parece indicar que Thomas no cambiará de aires.

El ala-pívot estadounidense tenía en su contrato una puerta de salida. Podía marcharse antes de junio de 2018, que es cuando expira el acuerdo con el Valencia Basket. Tenía una cláusula, que recogía una pequeña compensación económica para el club de la Fonteta. El plazo para abonarla terminaba en la medianoche del viernes. Thomas o algún representante suyo no la han abonado, por lo que se da por hecho que una de las piezas clave de la final seguirá de taronja.

Mucho más incierto es el futuro de Oriola, cuyo caso se parece mucho al de Guillem Vives. El Barcelona se ha fijado en el jugador del Valencia Basket como una de las piezas para reconstruir su equipo. La posible salida del base fue un pequeño culebrón con final inesperado, ya que la entidad azulgrana decidió no pagar los 300.000 euros de su cláusula de salida antes de que esta expirase. Con Oriola todo parece indicar que sí depositará el dinero.

Según informaba anoche Catalunya Ràdio, el Barça ya había fichado a Oriola. Sin embargo, al cierre de esta edición, los dirigentes del Valencia Basket aseguraban que todavía no tenían constancia de que el club azulgrana hubiese abonado el millón de euros de su cláusula.

En el Valencia Basket están a la espera de acontecimientos. Mientras el Barcelona no pague, se cuenta con él para el nuevo proyecto. El equipo deberá defender el título de la ACB, así como abordar la Supercopa y la larga Euroliga. A esto habrá que sumar la Copa del Rey.

Se precisa una plantilla larga y versátil. Los esfuerzos se centran en buscar un sustituto de un jugador de referencia que se ha marchado: Van Rossom. Pero no se quiere incorporar un uno puro. La pretensión de Mulero es fichar un jugador que también pueda actuar de dos. El Valencia Basket cuenta con Sastre y Rafa Martínez en la posición de escolta. La intención es encontrar a un sustituto de Van Rossom que además pueda darles oxígeno.

Más

Fotos

Vídeos