A superar la decepción de la temporada 14-15

Van Rossom machaca. / lp

La última participación del Valencia Basket en la Euroliga fue, sin duda, la más decepcionante de las tres que tiene en su historial la entidad de la Fonteta. El entonces equipo de Perasovic no logró superar la primera fase y fue eliminado con un balance de 3-7. Las tres derrotas iniciales, frente al Olympiacos en la Fonteta con un final mágico de Spanoulis y en las salidas a Estambul frente al Galatasaray y a Belgrado contra el Estrella Roja, pusieron cuesta arriba una montaña que comenzó a hacerse imposible de escalar en Klaipeda (94-87 y balance de 1-4 al final de la primera vuelta). El conjunto taronja se topó con un final injusto en Atenas, perdiendo por 77-76 tras no señalar una falta clara del conjunto griego en el último ataque del partido con posesión del Valencia Basket, y terminó de certificar su eliminación en la penúltima jornada de la primera fase, perdiendo 93-89 en Vitoria frente el Laboral Kutxa. La última victoria en la Fonteta frente al Neptunas ya no tuvo ninguna incidencia para la clasificación.

Fotos

Vídeos