«Me sumé a la fiesta del título de la ACB en la Fonteta»

Rodrigo San Miguel. / acbphoto

El aragonés confía en el proyecto de Vidorreta al frente del Valencia Basket: «Se ha ganado con su trabajo entrenar a un equipo de Euroliga» Rodrigo San Miguel Jugador del Iberostar

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

Rodrigo San Miguel (Zaragoza, 1985) fue uno de los privilegiados en presenciar en directo, el pasado 16 de junio, la consecución del título de la ACB del Valencia Basket en la Fonteta. Pese a vestir tan sólo dos temporadas de taronja, se llevó el cariño de la grada.

-Poca gente sabe que fue de los primeros en intuir horas antes del título de la ACB lo que iba a pasar.

-Cuando se pusieron 1-2 en la final coincidió para el cuarto partido el día en el que llegada de Tenerife a Zaragoza. No me lo pensé, hablé con Sikma para darle la enhorabuena y cogí el coche a las tres de la tarde para no perderme lo que podía ser una oportunidad de ver algo histórico. Estaba confiado de que podían ganar la ACB y allí me presenté.

-¿Cómo lo vivió?

-Fue algo precioso. Como seguidor que me puedo llamar del Valencia Basket en ese momento fue algo increíble. No sólo por los jugadores sino por cómo lo vivió la afición. Recuerdo esa sensación de nerviosismo de verlo cerca tras el partidazo en la primera parte. Iban ganando todo el partido pero la gente decía que había que tener cuidado porque tenían el recuerdo de la final de la Eurocup, pero solventaron muy bien el partido. El momento en el que todos fuimos conscientes de que iban a ser campeones fue espectacular.

-Y luego llegó la fiesta.

-Al acabar el partido me sumé a la fiesta del título de la ACB en la pista, como uno más, para mostrar mi cariño a todo el mundo que conozco. Me abracé con muchas personas y me volví a Zaragoza, aunque tuve ofertas de sumarme a la fiesta posterior (ríe). Llegué a casa sobre las dos y la verdad es que mereció la pena vivir un día tan especial.

-¿Les da rabia a los jugadores que han pasado por el club y no han conseguido ningún título?

-No da ninguna rabia, al revés. Estuve cerca de conseguir dos títulos con el Valencia Basket porque jugué dos finales, la de la Eurocup de 2012 en Moscú y la de la Copa del Rey en 2013 en Vitoria. Estuvimos cerca pero no pudimos rematar. Lo que se demuestra es que el club lleva una línea ascendente muy clara. Ahora mismo está consolidado entre los mejores de Europa. Este año se va a reafirmar porque tienen una plantilla espectacular, larguísima.

-¿Vidorreta se va a llevar una de esas ovaciones que se recuerdan?

-En Tenerife vivió dos años muy buenos, tanto a nivel personal como deportivo, y la gente le guarda un grandísimo recuerdo. Va a tener una ovación tremenda cuando aparezca por el parquet y se lo ha merecido. El año pasado fue histórico y mucha parte de culpa es suya.

-¿Cómo lo define como técnico?

-Es un entrenador con carácter, muy metódico, detallista y trabajador. No deja nada al azar y le gusta tenerlo todo muy controlado. En la lectura de partidos es uno de los técnicos top desde mi punto de vista. Prepara los partidos muy bien y en la lectura, de los entrenadores que conozco, está un punto por encima con respecto al resto que he tenido. Ahora mismo es uno de los tres mejores entrenadores españoles.

-Tiene un reto apasionante.

-Se lo ha ganado. Ha trabajado muchos años y ha tenido la recompensa de llegar a un club como el Valencia Basket. Nunca había podido entrenar a un equipo de Euroliga. Es un reto tremendo pero creo que esas cosas las sabe llevar muy bien. Tiene confianza en su trabajo y estoy seguro que va a ser capaz de poner al equipo en la lucha por los títulos.

Fotos

Vídeos