Que siga la fiesta en la Fonteta

Dubljevic lucha por un rebote con Pasekniks durante la final de la Supercopa. / acbphoto
Dubljevic lucha por un rebote con Pasekniks durante la final de la Supercopa. / acbphoto

El Gran Canaria de Casimiro llega dispuesto a cerrar la herida de la Supercopa, que cedió en su pista ante los taronja El Valencia Basket se cita con su afición con la exhibición del viernes en la retina

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. Cuando Antonio Conde lance esta tarde el balón al aire al cielo de la Fonteta, para dar inicio al partido entre el Valencia Basket y el Gran Canaria, habrán pasado 44 horas desde la finalización del histórico repaso de Euroliga de los taronja al Unicaja. El calendario del baloncesto europeo es un auténtico caos de citas entrelazadas pero en la retina del aficionado que esta tarde visite de nuevo su asiento aún estará muy presente todo lo vivido en una jornada mágica. También para los jugadores. El conjunto valenciano ha aplicado una 'curiosa' terapia en la primera semana de doble jornada europea para paliar el cansancio; jugar su mejor baloncesto y pasarse el balón mejor que nunca en lo que va de campaña. Algo que es muy sencillo de escribir pero más complicado de realizar. La consigna, por tanto, será que siga la fiesta en la Fonteta. Será la mejor forma de cerrar la semana con un tres de tres muy meritorio.

La prueba en el regreso de la Liga Endesa no será fácil, como tampoco lo fue frente al Baskonia y el Unicaja. El Gran Canaria de Luis Casimiro comenzó la jornada por delante del Valencia Basket en la clasificación, con un mismo balance de 4-1 pero con un mejor average (+53 por el +21 de los de Vidorreta). La única derrota del conjunto canario fue por dos puntos en Andorra y viene de pasar por encima del Joventut (94-69) con un Marcus Eriksson en racha. El ex del Barça está siendo la gran sensación del inicio del temporada para el Herbalife y llega a la cita promediando 23,5 puntos en los dos partidos de esta semana, el citado frente a la Penya y en la derrota en Ulm en la Eurocup (97-87). El sueco, en los cinco primeros partidos de la ACB, acumula un espectacular 14 de 22 en triples. La única duda para Casimiro es el concurso de Aguilar, por una fascitis plantar.

El pívot granadino ha aprovechado las horas en Valencia, el Herbalife llegó el viernes aprovechando la vuelta de Alemania, para reencontrarse con Van Rossom y Damjan Rudez, con los que coincidió en el CAI Zaragoza. El croata puede ser la gran novedad del encuentro, puesto que está inscrito para la ACB y podría tener sus primeros minutos como taronja. El ala-pivot, en sus dos temporadas en la Liga Endesa, promedió 10,7 puntos y un 44% en triples. El partido enfrentará a los finalistas de la Supercopa, donde el Valencia Basket conquistó el único trofeo nacional que le faltaba en sus vitrinas, aunque contará con la baja de su mejor hombre en ese partido, San Emeterio, y de los otros tres lesionados (Sastre, Diot y Williams). Green, Pleiss y Abalde tratarán de seguir con su buena racha. El americano es el quinto mejor anotador de la ACB, el alemán promedia 13,6 puntos y 18,6 de valoración en los últimos tres envites y el gallego 15,5 puntos esta semana.

Fotos

Vídeos