Sergi García se prueba para la Copa del Rey

J. C. VILLENA VALENCIA.

«Si ganamos seguiremos en la segunda plaza. Debe ser un golpe moral en toda regla». La frase es de Txus Vidorreta, antes de comenzar ayer el viaje a Burgos, y resume el objetivo con el que hoy saltará el Valencia Basket al Coliseum. Un victoria frente al San Pablo Burgos permitiría a los taronja llegar a la Copa del Rey en el escalón de plata de la Liga Endesa, toda una inyección de moral que se sumaría a la imponente victoria frente al CSKA de Moscú en la Euroliga. Con la certeza de que el torneo de Las Palmas se disputará, pese a que la convocatoria de huelga de la ABP sigue en pie, la plantilla taronja quiere mantenerse al margen por unas horas y buscar uno de esos triunfos que, cuando culmine la Liga Regular, puede marcar un puesto arriba o abajo en el inicio del playoff.

La gran novedad del encuentro será Sergi García. El balear, que ya realizó el jueves la rueda de calentamiento en el partido frente a los rusos en la Fonteta, tendrá su particular banco de pruebas para el torneo copero. Las sensaciones con las que juegue hoy el base determinarán si puede ayudar con rotación de calidad al Valencia Basket en Las Palmas o si Vidorreta, que busca hoy su victoria número 200 en la Liga Endesa, tendrá que afrontar el duelo de cuartos de final ante el Iberostar Tenerife con Alberto Abalde y Joan Sastre como bases.

Precisamente, el gallego, que hoy llega a la centena de participaciones en la ACB, se presenta al partido como uno de los jugadores más en forma de la plantilla, rubricando con su exhibición ante el CSKA una gran quincena, desde que tuvo que coger las riendas del equipo tras la lesión de Van Rossom. Si se cumple la previsión y Sergi García tiene minutos, la enfermería taronja bajará hasta los cuatro bajas. Quien no se consuela es porque no quiere.

El San Pablo de Epifanio tiene tan sólo una ausencia, pero en una rotación corta como la del conjunto burgalés la lesión de Gailius es muy sensible. Quien llega en su mejor momento de la temporada es Sebas Sáiz, que en los últimos cuatro partidos ha promediado 13,6 puntos y 16,2 de valoración siendo, junto a Deon Thompson, la clave para que el San Pablo haya logrado tres victorias en cinco partidos, el mismo balance que el Valencia Basket en ese segmento, y haya salido de la zona de descenso. El conjunto castellano tratará de tumbar al campeón de Liga y mantener ese colchón de seguridad sobre el Joventut y el Real Betis. El Coliseum debe ser su fortín para la permanencia.

Fotos

Vídeos