Sergi García contra su pasado

Sergi García vivirá una tarde especial en la Fonteta. / irene marsilla
Sergi García vivirá una tarde especial en la Fonteta. / irene marsilla

El Valencia Basket quiere sellar la condición de cabeza de serie para la Copa del Rey

JUAN CARLOS VILLENA

«Parecía que no podía recuperarme hasta jugar contra ellos. Va a ser un partido muy especial». La frase la pronunció ayer Sergi García y no lo falta razón. El calendario, caprichoso, ha querido que el debut en un partido de la ACB con su nueva camiseta, la del Valencia Basket, lo realice frente al Tecnyconta Zaragoza. Teniendo en cuenta que llegó a la Fonteta recuperándose de una lesión muscular, la sensación será incluso más especial. El balear regresa a un partido de la Liga Endesa 56 días después de disputar el último, donde anotó 16 puntos en Fuenlabrada defendiendo los colores del conjunto maño. Tras volver a estar activo... ya ha cambiado de equipo.

Más allá del picante de ver a Sergi García enfrentarse sobre la pista a Tomás Bellas, su compañero hace menos de dos meses, o McCalebb, su sustituto, a buen seguro que el base habrá sido una fuente de información de primera mano para realizar el breve scouting del partido para el cuerpo técnico taronja, puesto que ayer se realizó la única jornada de trabajo enfocada al partido ante el Tecnyconta. García conoce los sistemas de Cuspinera, que destacó que su equipo deberá asumir «el componente emocional de jugar contra él», y avisó del peligro de su exequipo: «Va a ser un partido duro porque es un equipo que siempre lucha hasta el final, son muy guerreros y también necesitan la victoria como sea porque vienen de una dinámica difícil. Hay que respetar a todo el mundo».

La cita es muy importante para el Valencia Basket. Por dos motivos. El primero, para superar el pequeño bache de las dos derrotas consecutivas en la ACB, en Málaga y en Vitoria, y el segundo para amarrar la condición de cabeza de serie en la Copa del Rey. Lo será esta jornada de manera matemática si suma una victoria y se une a ella la derrota del Baskonia en Tenerife y del Gran Canaria en Murcia. Será virtual en caso de conseguir el triunfo y que no se de esa combinación, puesto que el +70 de average con el que parten los taronja, por +36 de los vascos y +30 de los murcianos, hacen casi imposible esa remontada numérica. El conjunto de Vidorreta depende de sí mismo para acabar la primera vuelta como tercero, puesto que la próxima semana recibe al Fuenlabrada.

El Tecnyconta llega después de terminar con su mala racha en la ACB, de seis derrotas consecutivas. El triunfo tras dos prórrogas frente al Estudiantes (102-97) encumbró a Dragovic, MVP de la jornada con 18 puntos y 16 rebotes. Los refuerzos de McCalebb, 18 puntos y 21 de valoración ante los madrileños, y de Txemi Urtasun, tras la lesión de Neal, han aumentado la rotación. La gran duda para Vidorreta seguirá siendo Green, que arrastra una tendinitis aquílea en el pie derecho. La lógica dicta que el escolta descansará y no se vestirá.

Más

Fotos

Vídeos