Deportes

Valencia Basket

Baloncesto | Supercopa

Las finales se abonan al taronja

San Emeterio, Vives, Thomas y Sastre, en el entrenamiento de ayer previo a la Supercopa. /Bermejo
San Emeterio, Vives, Thomas y Sastre, en el entrenamiento de ayer previo a la Supercopa. / Bermejo

El Valencia Basket enlaza cuatro partidos por el título en 2017 y se cita con el Gran Canaria para ganar la Supercopa

JUAN CARLOS VILLENALas Palmas

El Valencia Basket jugará hoy su cuarta final de 2017 tras vencer al Unicaja en la semifinal de la Supercopa, alargando una racha histórica sin precedentes en el club que le hace enlazar esas mismas citas con un título en juego. En la final se citará con el Gran canaria, que eliminó anoche al Real Madrid (64-73), 99 días después de levantar el título de la ACB en la Fonteta frente al conjunto blanco. El conjunto valenciano tratará de conseguir el primer título de la Supercopa de su historia, en una final donde no aparecía desde 2010, en la edición de Vitoria. Hoy tiene una buena oportunidad y lo hará como el actual campeón de la Liga ACB y equipo de Euroliga.

83 Valencia Basket

Green, Vives, San Emeterio, Doornekamp y Pleiss. Diot, Dubljevic, Sastre, Thomas y Martinez

78 Unicaja Málaga

McCallum, Díez, Nedovic, Shermandini y Brooks. Soluade, Díaz, Salin, Waczynski, Augustine y Suárez

CUARTOS:
31-18, 19-18, 16-27, 17-15
árbitros:
Emilio Pérez Pizarro, Carlos Peruga y Francisco José Araña. Sin eliminados
INCIDENCIAS:
Primera semifinal de la Supercopa Endesa 2017 disputada en el Gran Canaria Arena con presencia de unos 7.000 espectadores

Txus Vidorreta debutó con triunfo al frente de la nave del actual campeón. Tras una pretemporada irregular por el caótico calendario del baloncesto europeo es un buen balón de oxígeno para evitar nervios innecesarios. El partido ante Unicaja sirvió, entre otras cosas, para comprobar que Erick Green oposita a ser una de las revelaciones de la temporada. El americano desatascó los momentos de zozobra ofensiva en el último cuarto y dejó el remate final para un clásico, San Emeterio, y para Doornekamp. El canadiense, con un triple lateral, despejó el camino a la final (81-75) aunque hubo que esperar a la sangre fría de Diot en el tiro libre puesto que Nedovic le quiso dar unos segundos más de suspense a la semifinal con otro triple. Cuando el francés, que disputó 18 minutos aunque evidenció que aún tiene que encontrar sensaciones en su rodilla izquierda, Vidorreta apretó los puños. La final de la Supercopa Endesa ya estaba atada.

El conjunto taronja comenzó viendo el aro como una piscina. Para presenciar el primer fallo en el tiro del equipo de Vidorreta hubo que esperar al ecuador del primer cuarto, por entonces el marcador ya reflejaba un 19-10. El acierto del campeón de la Liga Endesa pilló con el paso cambiado al Unicaja, que no pudo parar en ningún momento a la gran estrella del Valencia Basket en la primera parte, Erick Green. El californiano no pudo tener una mejor tarjeta de presentación en España y, de su mano, llegó el 50-36 al descanso. No sólo anotó 14 puntos sino que dirigió por momentos a su equipo como si fuera un base más.

La última canasta, de Dubljevic, llegó después de un pase de fantasía del americano. Junto a Thomas, que sigue en su momento dulce que ya exhibió en el pasado playoff (9 puntos, 7 rebotes y 15 de valoración para el de Baltimore en la primera parte) el Valencia Basket ‘sorprendió’ a los malagueños en el arranque. Con comillas, puesto que pese a hacer una pretemporada irregular por las bajas y las lesiones... nunca hay que dar de lado a un equipo que ostenta la vitola de campeón y que tiene una plantilla de altísima calidad.

Tras un primer cuarto arrollador (31-18) el conjunto de Joan Plaza ajustó la defensa, aunque no pudo evitar que antes llegara la máxima renta del encuentro (35-18 tras canasta de Dubljevic), peor si algo aprendieron los valencianos frente al Unicaja en la maldita final de la Eurocup es que no hay que dar un partido por ganado frente a los de la Costa del Sol hasta que suene la bocina final.

Los malagueños reaccionaron en el último cuarto hasta empatar el partido (75-75), pero el Valencia Basket supo rematar. Las dudas físicas pueden marcar hoy la final. San Emeterio acabó con molestias en los isquios, Dubljevic se resintió en los últimos minutos de su tendinitis y Diot también terminó con molestias en su rodilla izquierda. La evolución de los tres marcará su disponibilidad para la cita. Hay otro estandarte en juego.

Fotos

Vídeos