Sastre no descarta retirase en Valencia

Joan Sastre besa el trofeo de la Liga Endesa conseguido por el Valencia Basket ante el Real Madrid. / ACBPHOTO

El escolta es el único con contrato hasta 2021 y valora la llegada de Vidorreta: «Ha demostrado que es un grandísimo entrenador» El balear entiende su renovación como un acto de confianza

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. Si hay un jugador que no olvidará todo lo ocurrido en la temporada 16-17 es Joan Sastre (Inca, 1991). El mallorquín demostró que siempre hay que tener paciencia con todo deportista que crece desde la intensidad defensiva. Su final de Liga Endesa fue brillante y tuvo un doble premio; la llamada de Scariolo y la renovación con el Valencia Basket. El escolta es el único jugador taronja que tiene contrato hasta 2021, más que Dubljevic y Abalde (2020) o Diot (2019), y uno de los jugadores que tiene más opciones para ocupar una de las dos camisetas 'libres' para acudir al Eurobasket. «Sería un sueño hecho realidad», confiesa a LAS PROVINCIAS, antes de advertir que no se conforma sólo con el premio de convivir con la selección: «Tras la renuncia de Mirotic hay más opciones. Hay que disfrutar pero compitiendo en pista para ganarte una plaza».

En la conversación, el título de la ACB conquistado por el Valencia Basket es un hilo argumental. Los protagonistas defienden que cobrará más valor en unos años: «Ni en los mejores sueños me podía imaginar una temporada jugando todas las finales y ganando la Liga Endesa. Es algo histórico. Somos conscientes de que hemos ganado la ACB pero cuando pase el tiempo es cuando le vamos a dar el valor real que tiene. El Valencia Basket nunca la había ganado y eso es algo que se va a recordar toda la vida. Lo que conseguimos fue algo legendario».

La llamada del club para ampliar su contrato fue el último capítulo de ese sueño. «Me quedaba un año más garantizado pero se pusieron en contacto conmigo y me dijeron que querían renovarme cuatro años más. No tuve ninguna duda ni me lo pensé un segundo. Renovarte de esa forma es una muestra de confianza enorme. Ojalá no sean cuatro años sino muchos más», confiesa. ¿Su deseo es como el de Dubljevic, retirarse de taronja? «Con esta renovación queda claro que me han tratado como si llevara toda la vida. Me he sentido muy querido desde el primer minuto y no descarto firmar otros cuatro más en su momento. De momento tenemos uno de gran duración y vamos a disfrutar de estos cuatro años en Valencia».

«Somos conscientes de que hemos ganado la ACB pero con el tiempo le vamos a dar el valor que tiene»

Sastre sigue ponderando el trabajo del vestuario que acabó levantando el trofeo más preciado: «Fue un año increíble porque conseguimos ser un equipo que no dependía de nadie. Todos, en un momento u otro, aparecieron. En el playoff fue la clave para poder ganar la Liga, siempre jugabas con la seguridad de que aparecería alguien. Es el primer año que he estado en un equipo así, en el Valencia Basket los doce éramos importantes». En las celebraciones, la plantilla era consciente de que era «prácticamente imposible» mantener todo el bloque. «Han habido cambios y ahora tendremos que ayudar a los nuevos compañeros para que se adapten lo más rápido al equipo y entiendan la filosofía», avisa. La salida de Pedro Martínez le cogió por sorpresa «porque en una temporada donde se acaba ganando una Liga lo suyo sería mantener el bloque. Por distintas razones no ha podido ser, hay que aceptarlo y ahora tenemos nuevo entrenador. Hay que centrarse en el presente y en ir todos a una» y la llegada de Vidorreta le ilusiona: «Ha demostrado que es un grandísimo entrenador y viene de hacer en Tenerife una temporada histórica. No es un cambio radical pero necesitaremos adaptación».

Sastre es compañero de habitación de Oriola en la concentración de España. Vivió en primera persona su salida de la Fonteta. «En su momento decidió que lo mejor para su futuro era irse al Barcelona. Le deseo toda la suerte del mundo menos cuando juegue contra nosotros. Hay que saber separar la persona del deportista y respetar siempre las decisiones de cada uno. Habrá gente que le parezca mal pero somos personajes públicos y hay que aceptar estas cosas. Cada uno mira por sus intereses», reconoce.

Fotos

Vídeos