Ribó no descarta la opción de vender el solar del nuevo pabellón a Juan Roig

Ximo Puig apoya sin matices el proyecto del empresario mientras València en Comú sigue apostando por la concesión administrativa

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

La maquinaria del proyecto del nuevo pabellón del Valencia Basket, liderada en primera persona por Juan Roig, avanza más lentamente de lo que le gustaría al empresario pero con la vista puesta a alcanzar un consenso político que es una de las condiciones innegociables para la construcción de un Arena para la ciudad. Con las elecciones municipales y autonómicas de 2019 en el horizonte la firma del proyecto tendrá que contar con el visto bueno de todos los grupos políticos. Así ocurrió en la construcción de L'Alqueria del Basket.

La fórmula que Juan Roig puso encima de la mesa cuando presentó el proyecto al Ayuntamiento, el pasado 3 de noviembre, fue la de la compra del solar situado entre las calles Antonio Ferrandis y Ángel Villena, con 22.000 metros cuadrados de dotación. Esa intención, tal y como publicó este periódico el 6 de marzo, no ha variado. El propietario del Valencia Basket quiere comprar el solar pese a que, a día de hoy, sigue contando con la negativa de València en Comú. Así lo ratificó a esta redacción María Oliver, que es la responsable de Gestión del Patrimonio del gobierno tripartito: «Apostamos por la concesión porque es la figura óptima y la que menos inseguridad jurídica genera para la ciudad y el inversor. Me gustaría convencerle para que optara por la concesión porque es la fórmula que más acorta los plazos y permite un mayor control. La venta es un túnel en el que no ves la luz».

Hasta ayer, el alcalde de Valencia no había abierto la puerta a la opción que quiere conseguir el empresario. Siempre se había mostrado prudente a la hora de abordar las aristas de la negociación. Preguntado sobre si la puerta de la venta del solar a Juan Roig estaba abierta, la respuesta fue afirmativa aunque también puso el acento en la recomendación de los técnicos municipales hacia la figura de la concesión si se quieren acortar los plazos: «La controversia es un problema de tiempos. Hay dos formas en las que se puede hacer, mediante una compra o una concesión. Personalmente me valen cualquiera de las dos, estoy abierto a las dos. Hay un elemento que valora mucho el comprador, Juan Roig, que es el factor tiempo y es mucho más rápido a nivel de concesión que a nivel de compra». La intención del empresario es tener acabada la obra en el otoño de 2020 para optar a la celebración de la Copa del Rey de 2021. Ese sería el primer gran evento en la nueva casa del Valencia Basket, al que podría sumarse la Final Four de la Euroliga, puesto que Jordi Bertomeu ya conoce el proyecto del nuevo pabellón desde la inauguración de L'Alqueria.

El inversor quiere tener acabado el Arena en otoño de 2020 para albergar la Copa del Rey de 2021

Ribó quiso dejar claro ayer que, más a allá de la figura administrativa, el Ayuntamiento apoya el proyecto puesto que es una dotación deportiva y cultural necesaria: «A la ciudad le interesa este proyecto y creemos que debemos llegar a buen puerto pero lo tenemos que hacer bien. Hacerlo bien implica muchas valoraciones y muchos procesos urbanísticos. Estamos evaluando cómo se puede minimizar el tiempo, porque es importante para el posible comprador y también para nosotros. Queremos que se haga porque es una infraestructura muy potente a nivel deportivo que no tenemos en Valencia pero también para proyectos culturales y musicales, donde ahora no podemos entrar en las cadenas internacionales». El alcalde sentenció que espera dar «buenas noticias» en breve.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, coincidió ayer con Joan Ribó en la presentación de la Copa Davis y preguntado por este periódico sobre la intención de Juan Roig de construir el Arena comprando el solar, se limitó a apoyar, sin matices, el proyecto: «Apoyamos absolutamente la iniciativa y creo que el Ayuntamiento también la apoya. Para esa Valencia referencia deportiva y cultural es muy importante este pabellón. No soy el que le tiene que decir al Ayuntamiento como tiene que hacer las cosas, seguro que tienen la mejor voluntad para resolver esta situación. Estoy convencido de que así será y que tendremos ese magnífico pabellón. Hay que hacer las cosas bien, de manera legal y sin ningún atisbo de problema jurídico. En esa posición está el alcalde y el Ayuntamiento y tendremos la posibilidad de tener ese Arena que va a ser muy importante para la Comunitat. Agradezco enormemente a Juan Roig la voluntad de hacer esa inversión en Valencia».

Fotos

Vídeos