Raga toma nota del Zalgirio Arena para el nuevo pabellón: «Tenemos que ir viendo detalles»

J. C. VILLENA

valencia. El Zalgirio Arena es una de la joyas de la corona en cuanto a los pabellones de última generación en Europa. Inaugurado en agosto de 2011, tras una construcción que duró tres años, y con un coste de 50 millones de euros, el recinto es un espejo en el que el Valencia Basket quiere mirarse a la hora de ejecutar el proyecto de un nuevo pabellón que, tal y como informó este periódico el 28 de septiembre, ya se ha iniciado. El club tiene las fotografías aéreas del solar colindante a L'Alqueria del Basket, entre las calles Ángel Villena y Antonio Ferrandis, que es el lugar donde se edificará la futura nueva casa del Valencia Basket. Las dimensiones del recinto de Kaunas, 39.684 metros cuadrados y 15.500 espectadores para partidos de baloncesto, se adecua a la horquilla que más gusta en los despachos de la Fonteta.

Vicente Solá y Paco Raga aprovecharon el desplazamiento a Lituania para informarse sobre los servicios del recinto, donde destacan las zonas VIP de pista con butacas que no tienen nada que envidiar a las modernas salas de cine. El director general taronja confirmó que los viajes de la Euroliga, como ya ocurrió en la visita al Ulker Arena del Fenerbahce, están sirviendo para tomar nota: «El Zalgirio Arena es, de todos los que hemos visto, para mi gusto es el más bonito. Hay que ir viendo cosas por si un día hacemos un pabellón nuevo en Valencia. Tenemos que ir viendo detalles que sólo se pueden conocer cuando viajas a las ciudades que tienen estos recintos».

Raga, que nunca ha mostrado dudas con respecto a la figura de Vidorreta, aprovechó para reforzar el proyecto del vasco: «El equipo ha tenido una mejoría y las tres victorias casi seguidas en Euroliga nos dieron mucha confianza. Creo que el equipo está ahora más seguro y eso se refleja en los partidos. Se está trabajando bien y creo que vamos a hacer una buena temporada».

Fotos

Vídeos