Pleiss y Vives son duda y Sastre tiene molestias

El Valencia Basket volverá mañana al trabajo tras disfrutar de dos días libres para descargar las piernas después del exigente calendario de la primera quincena de abril. Las próximas cinco semanas serán limpias de trabajo para los taronja puesto que, una vez eliminados de la Euroliga, tan sólo tendrán que afrontar el partido semanal de la Liga Endesa. Para el próximo, el domingo 22 en la Fonteta frente al Unicaja, se mantendrán durante toda la semana, dependiendo de su evolución, las dudas de Tibor Pleiss y Guillem Vives.

El alemán ha sido baja en los últimos partidos al resentirse de la fascitis plantar con la que está conviviendo prácticamente durante toda la temporada. El pívot ha estado jugando con dolor por la lesión de Williams y las ausencias de Dubljevic y no volverá con el equipo hasta que no corra riesgo su lesión. El base continúa con su plan individual de trabajo, donde combina las sesiones en la Fonteta con otras en L'Alqueria con los fisios, y las cargas de trabajo de los próximos días determinarán la fecha en la que puede volver a la dinámica de grupo. Con respecto al último partido, el disputado el sábado ante el Tecnyconta en Zaragoza, Joan Sastre terminó con molestias, aunque en el seno del Valencia Basket se confía en que no tenga problemas para volver mañana al trabajo, teniendo en cuenta que San Emeterio sigue siendo baja por su rotura de fibras.

Fotos

Vídeos