Pedro Martínez se va del Valencia Basket

Pedro Martínez, entrenador del Valencia Basket
Pedro Martínez, entrenador del Valencia Basket / Jesús Signes

El entrenador no llega a un acuerdo con el club y Txus Vidorreta se perfila como su sustituto

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Pedro Martínez no será el entrenador del Valencia Basket la próxima temporada. El técnico y el club han sido incapaces de llegar a un acuerdo puesto que las dos partes no han podido salvar la falta de confianza que les separa desde hace tiempo. La decisión, tal y como ha podido confirmar LAS PROVINCIAS, se ha basado más en aspectos personales (de confianza y creencia una parte de la otra) y no en temas contractuales o deportivos, donde el título de Liga Endesa, el primero de la historia del Valencia Basket en treinta años, era un aval irrefutable. La decisión ya está tomada y se ha hecho púiblica a media mañana. El destino del catalán apunta al baloncesto ruso, donde tiene una oferta del Unics Kazan.

Más información

Ayer LAS PROVINCIAS fue el único testigo del inicio y el final de la breve reunión que mantuvieron desde las once y media de la mañana en las oficinas de la Fonteta Pedro Martínez y los responsables del Valencia Basket. Media hora para mirarse a los ojos. A la salida, silencio y visita a las obras de L´Alqueria del Basket junto a la primera plantilla, aunque ya ayer la decisión casi definitiva tras esa falta de sintonía fue de poca esperanza. Durante el acto, al entrenador fue al que se le vio más distendido. Por cierto, la primera canasta de la historia de la futura Ciudad Deportiva fue de Guillem Vives y con la izquierda, para jolgorio de sus compañeros. Tras el acto, la primera plantilla celebró la comida de final de temporada. El único que faltó a la misma fue Pedro Martínez, aunque por un motivo personal tan razonable como era la graduación de su hija Claudia.

Txus Vidorreta, el sustituto

El sustituto de Pedro Martínez, tal y como ha ido informando en los últimos días este periódico, será Txus Vidorreta si no hay un cambio de timón inesperado. El técnico vasco que llevó al Iberostar Tenerife al título de la Champions League es del agrado de Chechu Mulero puesto que tiene un perfil, en la forma de entender el baloncesto, parecida a la de Pedro Martínez, un juego colectivo donde los egos se dejan a un lado y prima el trabajo defensivo.

Su posible llegada a la Fonteta, tiene posibilidad de salida hasta el 30 de junio, crearía otro efecto dominó. Para ese posible banquillo vacante de Tenerife ya suenan nombres como los de Tabak o Katsikaris, el actual entrenador del UCAM Murcia. Por cierto, la FIBA anunció ayer que el conjunto murciano, junto al Bilbao Basket y el Joventut, acompañarán al Tenerife como representantes españoles en la Champions. Con el drama del calendario, 12 de los 17 equipos que han participado en la ACB jugarán la próxima temporada en Europa.

Más Valencia Basket

Las claves del desgaste

Antes de entrar en el despacho de Raga, tanto Pedro Martínez como Chechu Mulero dejaron claro ayer que la posición técnica es la de continuar el proyecto. El entrenador repitió en todas las entrevistas que concedió durante las celebraciones que quería escuchar una propuesta de renovación (cuando uno la quiere escuchar es porque no cierra la puerta a seguir) y que su primera opción era quedarse. El director deportivo, en declaraciones a LAS PROVINCIAS, no dudó en poner en valor el trabajo de Martínez: «Es el máximo responsable de este éxito (el título de Liga). Dudar y discutir de este entrenador no tiene ningún sentido». En caso de que se consume la ruptura las dos partes deberán sincerarse y reconocer que lo suyo, más que discrepancias de proyecto, se enquistó por problemas personales.

Para encontrar las claves del desgaste hay que viajar hasta la pasada temporada. Chechu Mulero ya salvó el primer naufragio, tras una campaña 15-16 donde los roces entre el entrenador y el jefe de los servicios médicos fueron sonoros, viajando a Barcelona. Este año, tras la derrota en la final de la Eurocup, el entrenador ha sentido las dudas del club.

«Dije que no quería seguir, luego me lo replanteé y dijeron que no»

El entrenador Pedro Martínez explicó que comunicó hace unas semanas al Valencia Basket que creía que su ciclo en el club había concluido, pero que los buenos resultados le llevaron a replantearse la cuestión en los últimos días, algo que el Valencia no aceptó.

Esto ha propiciado hoy el anuncio por parte de la entidad de que Martínez no sigue en el club en el que ha militado las dos últimas campañas y con el que se acaba de proclamar campeón de Liga.

«Era algo esperado. Hace unas semanas tuve una conversación con Chechu Mulero (director deportivo) y le dije que, viendo determinadas relaciones y sensaciones con el club, pensaba que mi ciclo se acababa al final de la temporada y así quedamos en aquel momento», explicó el técnico catalán.

Pedro Martínez señaló que dio ese paso al final de la liga regular porque «era lo que pensaba entonces», porque quería «darle al club la información para que obrara en consecuencia y por ser sincero con Chechu, con el que siempre he tenido una relación de confianza».

«Luego, con los resultados, me han entrado las dudas porque entrenar a este grupo es muy motivante y estaba dispuesto a reconsiderar la situación, pero el club ha decidido que no, que se ha acabado, y eso es algo que acepto con profesionalidad», señaló.

El técnico ahondó en las causas que le llevaron a comentar que no quería renovar y explicó que después de perder la Eurocopa entraron en una dinámica «diferente y más negativa» y notó «que la comunicación era menos fluida y que se había roto la confianza».

«La vida es así y los resultados nos hacen tener una determinada percepción de las cosas», señaló a EFE el entrenador, quien añadió que percibía una "sensación de deterioro».

«Después, cuando me lo replanteé, el club dijo que la situación ya no era reconducible», resumió Martínez, quien destacó que le sabe «muy mal» no seguir entrenando a este grupo, pero que asume su decisión inicial.

Respecto al balance de sus dos campañas en el club, aseguró: «Si en vez de ganar la Liga hubiéramos sido subcampeones habría sido fantástico igualmente, pero ganándola, es legendario, la mejor temporada en la historia del club».

«Sólo por la mejoría que han experimentado los jugadores, por la profesionalidad con la que hemos trabajado, por cómo hemos jugado y por cómo hemos defendido ya habría valido la pena. Estoy tremendamente satisfecho: llegar a tres finales es muy meritorio y ganar la ACB es legendario», repitió.

El técnico catalán aseguró que no tiene ahora mismo ninguna oferta en firme encima de la mesa que le obligue a decidir su futuro y tras reiterar que su idea es entrenar la próxima campaña, explicó que se tomará un tiempo para analizar las propuestas que puedan llegarle.

Fotos

Vídeos