Oriola: «Que el Barça quiera pagar un millón lo hace aún más grande»

Pierre Oriola, durante su visita al Nike Camp de Andorra. / Nike Camp / Adrià Fontanet

El pívot pide disculpas a los seguidores taronja que estuvieran heridos por sus palabras: «Siento un profundo respeto por el Valencia Basket y hacia la afición»

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. «Vamos a hacer todo lo posible y lo imposible para que Oriola sea jugador nuestro. Estamos muy contentos con él y vamos a intentar por todos los medios que no se mueva del Valencia Basket». La frase es de Paco Raga, director general del conjunto taronja, el pasado 29 de junio en Gestiona Radio Valencia. Por entonces ya se había confirmado la información adelantada por este periódico del interés del FC Barcelona por fichar el pívot de Tàrrega. Un interés en el Palau desde la Copa del Rey de Vitoria. Desde esa frase han tenido que pasar dos semanas hasta que una de las partes decida dar un poco de luz a uno de los culebrones del verano. Lo hizo ayer Pierre Oriola durante su visita al Nike Camp en Andorra.

«Está todo en el aire, son cosas que llevan mis agentes. Acabe como acabe será algo bueno», admitió el jugador, poco antes de entrar en harina y admitir que el movimiento del equipo de Sito Alonso es real: «El interés del Barcelona existe y de momento no hay nada más. Veremos que pasa en el futuro pero de momento existe ese interés». El catalán se mostró muy sincero con respecto a sus sentimientos desde pequeño: «Siempre he sido culé y siempre lo seré. Si al final se da el fichaje para mí será un honor y un orgullo vestir su camiseta como lo ha sido vestir este año la del Valencia Basket o la de Sevilla pero evidentemente lo haría más especial al ser la del Barça».

Al pívot, con contrato en vigor como taronja para la próxima temporada, le gustaría que su futuro se decida pronto «para estar más tranquilo, ya sea con una cosa u otra pero para estar más tranquilo y centrarme en trabajar y entrenar. Espero que se resuelva lo antes posible y que sea donde sea pueda disfrutar» y confirmó la clave de toda esta historia, que el Barcelona está dispuesto a pagar la cláusula para vestirle de azulgrana: «Que el Barcelona quiera pagar una cláusula de un millón de euros lo hace aún más grande. Demuestra que estoy haciendo las cosas bien y por el buen camino. Supongo que si quieren pagar esa cláusula es porque algo hay. Es un orgullo pero veremos que pasa». Con esta declaración de intenciones, sincera, no hay más vuelta atrás. Tan sólo hace falta que el FC Barcelona ingrese el millón de euros, más impuestos, y Pierre Oriola se convertirá en nuevo jugador del conjunto catalán. Si eso ocurre, sería bueno que las dos partes, Valencia Basket y Oriola, se mostraran transparentes en público con respecto a la intensidad de esa declaración de intenciones de hacer «lo posible o lo imposible» para que el jugador siguiera vistiendo de taronja. Ayer, ambas partes declinaron la oportunidad para hacerlo.

Sus palabras causaron tanto revuelo que el jugador no dudó en publicar una nota aclaratoria en su cuenta de Twitter a última hora de la tarde: «Siento un profundo respeto hacia el Valencia Basket y hacia la afición por la que he luchado este inolvidable año. Siempre defenderé a muerte la camiseta que vista y sus colores serán los míos... Me gustaría pedir perdón a todos los aficionados que se hayan sentido molestos por mis palabras». Ahora, la presión añadida es para el Barcelona, que ya sabe que el conjunto de la Fonteta no negociará ningún céntimo del millón de euros, más impuestos, que vale la libertad del catalán. No hay nada que hablar entre clubes. En el Palau se juntan los pagos, como ocurrió hace un año con Vives, puesto que el Baskonia ha igualado el tanteo del contrato por Hanga de tres temporadas y, ahora, si el Barça quiere al jugador tendrá que negociar con el conjunto vasco. Esta operación es la que está ralentizando, tal y como confirmaron fuentes conocedoras del proceso a LAS PROVINCIAS, el pago de la libertad de Pierre Oriola.

Más

Fotos

Vídeos