La operación de Vives no revela una lesión mayor en el tobillo pero se pierde la Copa

La operación de Vives no revela una lesión mayor en el tobillo pero se pierde la Copa

J. C. VILLENA

Guillem Vives no disputará la Copa del Rey de Las Palmas, aunque en las horas previas a la operación a la que fue sometido ayer por la mañana en Barcelona ese era el mal menor. El base del Valencia Basket fue intervenido quirúrgicamente por el especialista en cirugía del pie, el doctor Xavier Martín Oliva, para solucionar los problemas que ha venido arrastrando en su tobillo izquierdo desde la temporada pasada, donde comenzó a jugar infiltrado en las eliminatorias de la Eurocup. La operación, tal y como confirmó esta redacción, discurrió según lo previsto y con éxito, sin ninguna complicación añadida como ocurrió en la intervención de la rodilla de Antoine Diot. El precedente con el francés, teniendo en cuenta que Vives ha forzado ese tobillo izquierdo durante los últimos meses aguantando el dolor que le producía la bursitis, tuvo como consecuencia que nadie se atreviera a hablar de plazos hasta abrir el tobillo.

El plazo estimado de recuperación, tras sanar la zona afectada y no encontrar una lesión más grave, será de unos dos meses, con lo que la horquilla inicial le lleva a principios de marzo para volver a las pistas. Como siempre ocurre con este tipo de operaciones, los plazos son estimativos puesto que el plazo final dependerá de la evolución de Vives. La noticia, dentro de lo malo que es perder a un jugador dos meses por una operación, se acogió con alivio en el cuartel general del Valencia Basket en Málaga, antes de la comida en el segundo día de concentración de los taronja, que permanecerán en la capital de la Costa del Sol hasta mañana por la noche, cuando regresarán en avión privado tras el partido de la Euroliga.

Con la lógica cautela que siempre hay que tener con la recuperación de una lesión de larga duración, esa horquilla de marzo permite mantener la calma en la entidad de la Fonteta. Con Sergi García ultimando su vuelta, el 21 de febrero se cumplirán tres meses de la operación de Diot en la rodilla. El plazo de recuperación para el francés se estimó de tres a cuatro meses, con lo que su regreso y el de Vives pueden realizarse casi de forma simultánea.

Fotos

Vídeos