Olympiacos y Fenerbahce complican la renovación de Diot por el Valencia Basket

El conjunto griego tiene en agenda al francés en el caso de que no pueda fichar a Aaron Jackson, un jugador que siempre ha gustado a Mulero

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

La planificación de la plantilla 2017-2018 del Valencia Basket vivirá en las próximas semanas su momento más importante. Es por ello que la dirección deportiva ha acelerado todo el trabajo que podía tener cerrado a 30 de junio, para que el esqueleto principal de la plantilla permita negociar los movimientos clave del verano; los dos bases que restan para cerrar la posición de uno y el pívot que acompañe a Dubljevic y Oriola al cinco, tras la desvinculación de Kravtsov y Tobey. La decisión con el ucraniano ha sido importante, puesto que existía una opción para ampliar su contrato y su marcha, viendo el nivel que dejó antes de su lesión, es un indicio de que se va a buscar un recambio de garantías puesto que no existe la urgencia de tener el juego interior desmantelado. Con cuatro jugadores con contrato por dentro, puesto que Will Thomas es a todos los efectos taronja para el próximo curso, tan sólo resta intentar llegar a un acuerdo con Luke Sikma y acertar con esa última pieza.

El puzzle más complicado es el del puesto de base. En este sentido, la presencia de Guillem Vives es un soplo de aire fresco para el club puesto que antes de la decisión de última hora del Barça de no pagar los 300.000 euros de cláusula del base, la sensación en la Fonteta era clara con respecto a que no tendrían al catalán. El internacional jugará de taronja el próximo curso. Si Antoine Diot fue inscrito en la lista del tanteo es porque el francés no aceptó la primera oferta de renovación del Valencia Basket, lo cual no significa que el base haya descartado la opción de continuar. El gran problema, tal y como confirmó ayer esta redacción, es que el galo se ha convertido en uno de los caramelos del mercado de bases de Euroliga que comenzó a moverse con el fichaje de Heurtel por el Barcelona. Al interés inicial del Efes Pilsen se han unido en los últimos días dos competidores de altísimo nivel, Olympiacos y Fenerbahce. La única opción para el Valencia Basket, puesto que no puede llegar a igualar la oferta económica que alguno de los dos equipos le puedan hacer el francés, es que finalmente se decidan por fichar a otro jugador de sus respectivas listas o que Diot pondere la estabilidad de quedarse en Valencia y renunciar a parte del salario que podría cobrar en Atenas o Estambul. Cualquier otro escenario convertirá en casi imposible la renovación del francés.

Una de las llaves del futuro del francés la tiene Aaron Jackson. Un jugador que, por cierto, siempre ha gustado a Mulero y por el que se realizó algún intento durante la 'era Perasovic'. El americano se ha desvinculado del CSKA y es la prioridad del Olympiacos en el caso de que no acabe fichando por el Armani Milan. La oferta que le ha realizado el conjunto italiano, desvelada por La Gazzetta dello Sport, es de 2,4 millones de dólares por dos años. Un caché que se acerca al que aspira a conseguir Diot. Volviendo al Valencia Basket, igualar esas cifras es coquetear con el tope salarial que ostenta Bojan Dubljevic. Algo que no está en la hoja de ruta del conjunto valenciano, aunque se es consciente de que tendrán que subir la oferta inicial si quieren tener opciones para retener a un jugador básico en los esquemas de Txus Vidorreta.

La marcha de Van Rossom permite abrir el abanico para cerrar el puesto de base aunque, evidentemente, ese movimiento no se realizará hasta saber como culmina la operación con Diot, puesto que el perfil a buscar dependerá de si se consigue renovar al francés o no. En caso de que el de Bourg-en-Bresse amplíe su vinculación como taronja, no se descarta la contratación de un 'combo' anotador que pueda alternar en el puesto de dos con Sastre y Rafa Martínez. Una de las claves de la plantilla del Valencia Basket, teniendo en cuenta el alocado calendario que le espera con la Euroliga y las ventanas de selecciones, será la versatilidad de la previsión de catorce jugadores en nómina. No haber inscrito a Romain Sato en el tanteo también permite al club negociar con libertad la renovación del africano y que no esté supeditada al marco temporal al que obliga ese derecho.

Fotos

Vídeos