Mulero: «Cuando Pedro Martínez me dijo que se marchaba fue un bajón personal»

Chechu Mulero, atendiendo una llamada. / Damián Torres

El director deportivo reconoce que han buscado en el nuevo entrenador respetar el estilo de juego que ha llevado a ganar la Liga

JUAN CARLOS VILLENA Valencia

Tras la confirmación de la noticia que ha adelantado esta mañana LAS PROVINCIAS, la marcha de Pedro Martínez del Valencia Basket con una Liga bajo el brazo, han comenzado las explicaciones públicas. El primero en hacerlo, en una entrevista a EFE, ha sido el propio entrenador, reconociendo que hace un mes le comunicó al club que, por la falta de confianza que veía en su trabajo, lo mejor era terminar la relación al acabar la campaña. Cuando el entrenador quiso explorar la posibilidad de retomar esa relación se encontró con la puerta cerrada. Tan verdad es una cosa como la otra.

Así lo ha confirmado Chechu Mulero a este periódico: "Entiendo las dificultades del aficionado de entender los motivos por los que un entrenador que te acaba de hacer campeón de Liga no continúe. Es una situación que no preveíamos pero la explicación es sencilla, hace unas semanas Pedro Martínez me comunicó que pensaba que su ciclo había terminado, al final de la Liga Regular. Me expuso unos motivos y a partir de ese momento no podíamos quedarnos de brazos cruzados. No sería lógico llegar a estas fechas sin tomar decisiones".

Mulero siempre ha defendido el trabajo de Pedro Martínez, con lo que esa primera comunicación del entrenador fue para él un palo personal puesto que desmontaba una idea de equipo. ¿Podría haber evitado el club ese primer paso? "Cualquier persona en su día a día autocrítica y un análisis de la situación. Las relaciones con el tiempo se fortalecen y otras se desgastan. Cuando me comunicó que se marchaba fue una sorpresa y un bajón personal, porque tenía claro que mi deseo era renovarle cuando acabara la temporada. Ayer nos comentó en la reunión la posibilidad de dar marcha atrás en esa decisión y el club tiene unos compromisos ya adquiridos".

Lo que queda claro es que la dirección deportiva siempre quiso renovarle, antes de ese aviso a mitad de mayo: "Hasta que comunicó eso lo único que tenía claro es que quería que Pedro Martínez siguiera siendo el entrenador del Valencia Basket, como ocurrió la temporada pasada. Llevábamos disputadas dos finales y estaba muy contento con la temporada que estábamos haciendo".

Ese compromiso adquirido del que habla Mulero es con Txus Vidorreta, aunque el pucelano no quiso entrar en ese detalle. Lo que sí que reconoce es que con el sustituto, el técnico vasco tal y como ha informado este periódico, se ha querido respetar un modelo de baloncesto en el que el director deportivo cree: "Hemos buscado en la persona que va a entrenar al equipo la próxima temporada ciertos valores que vamos a intentar mantener. Esperemos lograrlo. Lo mejor que tenía este equipo es un modelo de juego muy claro con Pedro Martínez. Sus equipos son solidarios, generosos y con gente que trabaja por y para el compañero. Somos un equipo. Ese modelo es el que me gusta y es el que debemos defender. Sería bueno mantenerlo".

Fotos

Vídeos