Baloncesto | Valencia Basket

Mejoras en la enfermería

San Emeterio y Doornekamp, ayer en el hotel de la ACB en Las Palmas. / J. C. Villena
San Emeterio y Doornekamp, ayer en el hotel de la ACB en Las Palmas. / J. C. Villena

El único lesionado que aún no tiene plazos definidos para regresar es Antoine Diot, que sigue recuperándose de su operación de rodilla | Vives, Van Rossom y Williams apuntan a principios de marzo para volver

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENALas Palmas

Los cuatro lesionados del Valencia Basket son los grandes ausentes de la Copa del Rey. Dos de ellos, Vives y Diot, formaron parte del equipo que conquistó en el Gran Canaria Arena la Supercopa, aunque ahí comenzó el calvario para el francés, que desde aquella final no ha vuelto a pisar las pistas. Precisamente, la recuperación del galo es la que avanza con más lentitud, tras su operación en la rodilla que sigue sin plazos concretos de recuperación. La buena noticia para Txus Vidorreta, si ocurre ningún imprevisto, se centra en Latavious Williams, Vives y Van Rossom. Los tres jugadores, tal y como confirmaron fuentes oficiales del club a esta redacción en Las Palmas, apuntan a principios de marzo como horquilla asumible para su regreso a las pistas.

La noticia tiene su calado, puesto que de producirse acortaría en varias semana la vuelta al equipo de los dos bases. Guillem Vives fue operado el 3 de enero para solucionar sus problemas en el tobillo izquierdo, arrastrados desde la pasada temporada y de la falta de descanso en verano por el Eurobasket, y la primera estimación fue de un mínimo de dos meses. Su recuperación va adelantada a mitad de febrero, con lo que en la primera semana de marzo no está descartado que esté disponible para Vidorreta. Lo mismo ocurre con Van Rossom. El belga se fracturó tres vértebras sin desplazamiento tras su fuerte golpe frente al Khimki en la Euroliga, a finales de enero, y su vuelta se fijó en un mínimo de dos meses. El primero de ellos, inmovilizado con un corsé y el segundo para la rehabilitación. A día de hoy, el belga ya puede realizar ejercicios de bicicleta con moderada intensidad y la estimación es que cuando le retiren el corsé, a finales de febrero, su recuperación se fije en varias semanas. En la primera semana de marzo también está previsto la incorporación de Williams al grupo, con lo que para Fallas el técnico podría comenzar a hacer descartes en los partidos. Si no ocurre ninguna desgracia más.

Ni los lesionados, ni el resto de compañeros, se subieron ayer al avión que les debía haber trasladado a Las Palmas. Las tres butacas libres en una de las salidas de emergencia delataron las ausencias de Pleiss, Dubljevic y Hlinason. El vuelo de Ryanair, directo desde Manises a Las Palmas, realizó la ruta sin sus pasajeros más ilustres. La decisión de la entidad de la Fonteta de adelantar el viaje del equipo al martes, para esquivar la por entonces huelga de jugadores, dejó veinte pasajes vacíos en el avión. Una vez vendidos los billetes, la compañía ya no tuvo la oportunidad de revenderlos. La anécdota no fue ajena a buena parte de los pasajeros, puesto que fue la ruta elegida por buena parte del entorno del club.

Tanto Vives como Van Rossom podrían regresar al equipo varias semanas antes de lo previsto

El presidente, Vicente Solá, el director de relaciones institucionales, José Puentes, el director de administración, Esteban Gallego y el director de comunicación, Jesús Villarreal, formaron parte del pasaje, así como la pareja e hija de Rafa Martínez o la familia del delegado Alfonso Castilla. El colegiado valenciano Fernando Calatrava, uno de los árbitros que participarán en la Copa del Rey, también utilizó la ruta directa desde Valencia para desplazarse al evento.

Fotos

Vídeos