La ACB marca el camino

San Emeterio y Rafa Martínez se saludan en el último partido de la ACB en la Fonteta. / acbphoto
San Emeterio y Rafa Martínez se saludan en el último partido de la ACB en la Fonteta. / acbphoto

Vidorreta sabe que el termómetro de su proyecto sigue siendo la Liga Endesa, el torneo que marcará el destino de la próxima temporada La visita del GBC debe terminar con la racha de tres derrotas

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. Lo único bueno del asfixiante calendario del baloncesto europeo para los equipos que disputan el nuevo formato de la Euroliga es que no hay resquicio para lamerse las heridas. El Valencia Basket afronta, menos de 48 horas después de caer ante el Estrella Roja en lo que fue su octava derrota consecutiva en la Copa de Europa, un partido más importante de lo que parece frente al Delteco GBC. Primero, para quitarse el regusto amargo de las tres caídas de la última semana (las dos de Euroliga y la del Estudiantes en Madrid) y segundo para mantener el rumbo firme en la ACB, el sendero que marcará el camino del proyecto de Txus Vidorreta en la Fonteta. Un punto de partida puesto que, como es obvio, será incompatible una inmaculada Liga Endesa con no parar cuanto antes la espiral de derrotas en la Euroliga. Para eso último, las dos fechas que le quedan en 2017 a la Fonteta (Zalgiris y Panathinaikos) adquieren tintes dramáticos.

La hemeroteca taronja es tan importante en un momento de dudas y nervios como la certeza de que la entidad de Juan Roig ha mutado del 'gatillo fácil', hace una década es posible que Vidorreta hubiera sido despedido el viernes por la noche, a otro en el que se analizan con mayor profundidad las situaciones. Ocurre desde hace muchas temporadas donde, curiosamente, han llegado los títulos. «La ACB es la que nos da de comer». La frase la ha escuchado Vidorreta en los despachos de la cúpula del mismo modo que lo hicieron en su momento Perasovic o Pedro Martínez.

Los batacazos europeos que provocaron cartas de despido en los últimos años tenían su correspondencia en la actual Liga Endesa. Cuando Perasovic fue fulminado tras caer contra el Ploiesti en la Eurocup, en enero de 2015, el Valencia Basket era sexto en la Liga con un balance de 9-7. Con Hussein, el ejemplo más manido en las redes sociales, el entonces Power Electronics de Euroliga era decimocuarto de la ACB cuando el técnico canario fue fulminado tras perder contra el Armani en la Fonteta. Su balance de 1-5 era el mismo que el del Meridiano Alicante, que ocupaba plaza de descenso. El Valencia Basket de Vidorreta afronta hoy la visita del GBC en la tercera plaza y con un balance de 8-3, empatado con el segundo, el Barça que recibe esta mañana al Gran Canaria, y con el título de la Supercopa en el bolsillo. Ese balance de 10-3 en España sigue siendo el mejor aval del proyecto del técnico vasco. El argumento que le da vida para intentar cambiar el rumbo en la Euroliga.

Si algo quedó demostrado ante el Estrella Roja es que el Valencia Basket sigue frágil de mente, el 0-17 en el último cuarto así lo atestigua, pero que a la vez el núcleo duro del equipo, el que tiene que levantar de la lona a los taronja tras un nuevo golpe, no está desenchufado. A ese parcial de los serbios el conjunto valenciano logró ponerse de nuevo por delante con un triple de San Emeterio. En Tel Aviv, Green tuvo el triple de la prórroga. Un equipo muerto baja los brazos.

El gran peligro del Delteco GBC es su fortaleza interior. El conjunto vasco es el mejor equipo de la ACB en el rebote, tanto en el global, el de ataque y el defensa, y cuenta con el mejor jugador en esa faceta, Henk Norel. El ex del Joventut y el Zaragoza está promediando los mejores números de su carrera y lidera la clasificación del MVP, con 22,6 de media. Su duelo con Pleiss, que ha promediado 15,3 puntos, 10,7 rebotes y 22,7 de valoración en ausencia de Dubljevic promete ser espectacular. La vuelta del montenegrino y de Abalde, que fue uno de los jugadores más destacados el viernes, permitirá oxigenar la rotación de Vidorreta, donde Rudez ha desaparecido.

Más

Fotos

Vídeos