Juan Roig se inspira en el Berlín Arena

Aspecto exterior del actual Mercedes Arena, durante la visita del Valencia Basket a Berlín en marzo de 2014. / j. bermejo
Aspecto exterior del actual Mercedes Arena, durante la visita del Valencia Basket a Berlín en marzo de 2014. / j. bermejo

El propietario del Valencia Basket visita el recinto alemán para recabar información

JUAN CARLOS VILLENAVALENCIA.

El Valencia Basket, tras la inauguración de L'Alqueria, está avanzando etapas para culminar la guinda de su proyecto, la construcción de un nuevo pabellón, en el solar colindante a su nueva ciudad deportiva. El último paso, tal y como ha podido confirmar esta redacción, fue la reciente visita de Juan Roig a Berlín, para recabar toda la información sobre el Mercedes-Benz Arena. Ese es el modelo sobre el cual se inspirará la nueva casa del conjunto taronja, una vez que se hayan adjuntado otros informes aprovechando los desplazamientos de la Euroliga de esta temporada y donde el consejero delegado Paco Raga tomó buena nota de las cifras y los volúmenes del Ulker Arena de Estambul o el Zalgirio Arena. En esta ocasión, fue el propietario del club el que recibió las explicaciones sobre la construcción del recinto alemán, con capacidad de 16.000 espectadores para partidos de baloncesto ampliables a unos 20.000 para conciertos (contando los espectadores en pista), un coste de 165 millones de euros y dos años de construcción. Esas son las cifras, con acabados premium, que cuadran dentro del proyecto que tiene en mente el empresario.

El pasado 3 de noviembre, LAS PROVINCIAS avanzó la noticia de la intención del Valencia Basket de adquirir en propiedad la parcela situada entre la avenida Antonio Ferrandis y la calle Ángel Villena, colindante a L'Alqueria del Basket y con 20.000 metros de superficie, para la construcción de un nuevo pabellón para la ciudad. Ese solar estaba destinado para la academia Berklee de música, un proyecto del anterior gobierno municipal y que está descartado. El 2 de noviembre se produjo una reunión en el Ayuntamiento entre responsables del Valencia Basket y del consistorio, con la presencia del concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, la de Deportes, Maite Girau, y la de Gestión del Patrimonio, María Oliver, donde el club de la Fonteta dejó claro que la intención de Juan Roig es adquirir la propiedad del solar, descartando la fórmula de la concesión administrativa durante los próximos 50 años utilizada para la construcción de L'Alqueria. En dicha reunión, el Valencia Basket informó que el pabellón, de unos 15.000 asientos, no se utilizará sólo para albergar los partidos del Valencia Basket sino que el modelo Arena permitirá a la ciudad entrar en el circuito de los grandes eventos musicales.

La entidad de Juan Roig está a la espera de obtener un informe de la Conselleria de Educación, donde se garantice que no se necesitará el solar para un colegio e instituto, puesto que la titularidad de ese terreno a día de hoy pertenece al organismo autonómico. En cuanto se obtenga ese trámite, el Ayuntamiento y el Valencia Basket retomarán la negociación para la adquisición del suelo, a cambio de una permuta de otros solares por parte de Juan Roig o de la compra en dinero de los mismos.

El pabellón donde juega sus partidos el Alba costó 165 millones y su construcción duró dos años

Mientras llega ese informe desde la Generalitat, el club no espera con los brazos cruzados para tenerlo todo preparado. Los proveedores que trabajaron en la construcción de L'Alqueria ya están avisados para que tengan stock preparado a medio plazo para el momento en el que se de luz verde al inicio de las obras.

Fotos

Vídeos