La Fonteta baja el telón a la Euroliga

Vidorreta, con gesto preocupado en la Fonteta. / damián torres
Vidorreta, con gesto preocupado en la Fonteta. / damián torres

Vives sigue sin un plazo concreto para reaparecer y Vidorreta vuelve a incidir en su idea de reforzar al equipo de cara al playoff de la ACB El Valencia Basket recibe al Maccabi con el objetivo de terminar undécimo

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El Valencia Basket pondrá esta noche el punto final a su cuarta participación en la Euroliga recibiendo al Maccabi Tel Aviv en la Fonteta. Una victoria, además de aumentar el dinero recibido por parte de la competición, permitiría a los taronja terminar en la undécima plaza, tras la derrota ayer del Estrella Roja. Teniendo en cuenta lo complicado que ha sido el torneo para los valencianos, con las diez derrotas consecutivas en la primera vuelta y su eterna plaga de lesiones, concluir con un triunfo sería la mejor forma de afrontar con las pilas cargadas el verdadero reto de la temporada, que no es otro que ganar por méritos deportivos la plaza que está en juego en la ACB para disputar la próxima edición de la Euroliga. Para ello, el estado físico de la plantilla será clave.

Vidorreta contará con tres bajas para hoy aunque, teniendo en cuenta que San Emeterio es duda para viajar mañana a San Sebastián, la que más preocupa es la de Guillem Vives. El catalán aún no ha superado su tenosinovitis en el tobillo izquierdo, el operado, y el técnico confirmó ayer que no tiene una fecha concreta de regreso. «La realidad es que el caso de Guillem está todavía un poco en el aire. No sabemos si vamos a poder contar con él o no y tenemos que esperar unos días, veremos qué sucede en los próximos siete o diez días. Ese plazo va a ser importante», reconoció. El entrenador volvió a remarcar su anhelo de que llegara al equipo algún refuerzo antes del playoff : «Desde hace tiempo es un deseo personal mío porque llevamos todo el año igual y ya estamos en abril. Hay muchos jugadores que arrastran problemas y esto me lleva ocupado mentalmente todo el año, pero estoy tratando de llevarlo con la mejor de las caras». A día de hoy, la intención del club sigue siendo la de confiar en la actual plantilla, donde Sergi García y Latavious Williams deben dar un paso al frente. Ante el Maccabi tendrán minutos.

El equipo de Spahija llega a la cita sin su mejor jugador en la Euroliga, el base Pierre Jackson, al que reservan para que mejore de sus molestias de cara al objetivo de amarrar el título en Israel, tras el varapalo del pasado fin de semana donde perdieron el derbi ante el Hapoel. El Maccabi se quedó sin opciones de playoff en el torneo continental con cuatro derrotas consecutivas e intentará maquillar en Valencia su, de nuevo, irregular torneo. El partido enfrenta al equipo que más triples anota en la Euroliga, el valenciano, con el que más canastas de dos encesta, el israelí. Dos estilos.

Fotos

Vídeos