Fernando San Emeterio : «No hay que caer ni en pánico ni en depresión»

San Emeterio encara a Blazic en la Fonteta. / acbphoto / M. A. polo
San Emeterio encara a Blazic en la Fonteta. / acbphoto / M. A. polo

El MVP de la última jornada lanza un mensaje muy claro: «Tenemos que juntarnos, ser un equipo dentro de la pista y ayudarnos unos a otros»

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. «Para eso estamos pero no creo que a largo plazo sea lo bueno. Lo bueno es un juego colectivo, de equipo, que no se resienta cuando falle alguien algún día. Que todo el mundo se sienta partícipe es lo que a largo plazo te da éxito y títulos. Las actuaciones individuales solventan algún partido pero a largo plazo tenemos que buscar la coralidad y la implicación de todo el mundo». Es la primera reflexión de Fernando San Emeterio a LAS PROVINCIAS tras firmar los mejores números de su carrera en la ACB, con 35 puntos y 41 de valoración. Toda una declaración de intenciones de un veterano que sabe de lo que va el juego. Su descomunal actuación frente al MoraBanc salvó de la derrota al Valencia Basket, tras volver a dilapidar una renta de más de veinte puntos. ¿Por qué sufre esas desconexiones el equipo taronja? «No lo sabemos, si lo supiéramos lo corregíamos. No se si es una cuestión física debido a las bajas, que llegamos siempre al final de los partidos un poco cansados, pero tampoco lo creo porque hicimos una buena prórroga. Quizá jugamos en esos momentos pensando demasiado en el resultado en vez de seguir haciendo nuestro juego. El equipo debe seguir siendo agresivo, haciendo el mismo baloncesto que te ha llevado a tener esa diferencia».

Al cántabro nunca le han asustado los momentos difíciles. Es más, le motivan. Entiende el malestar de una parte de la Fonteta, que lo ha expresado con rotundidad durante noviembre, con propósito de enmienda: «Tenemos que dar un paso adelante y el público tiene parte de razón porque no se está viendo un juego fluido y bonito, con el que la gente se sienta identificada. Está en nuestra mano recuperarlo, trabajar para conseguirlo y no buscar excusas. Eso es lo que hace que todo ruede. En cuanto la afición vea ese juego se va a volver a identificar con el equipo y va a volver a apoyar».

El 'santo' va más allá. Afronta el listón del actual campeón de la ACB como toca, con máxima ambición: «Estamos en un punto importante para el club. Se ha ganado una Liga y es el momento de ponerse ahí arriba y de verdad estar entre los mejores. Es bonito llegar pero lo importante es mantenerse. Este año tenemos una ocasión especial de que se cuente con el Valencia Basket de ahora en adelante como un equipo grande pero para eso hay que trabajar, estar al pie del cañón y hacer de nuestro futuro una identidad». El cántabro rehuye el mantra físico «porque no es momento ni de mirar calendarios ni lesiones que todos los equipos pueden tener» y centra el foco en la actual plantilla disponible para Vidorreta: «Tenemos que juntarnos, ser un equipo dentro de la pista, ayudarnos unos a otros y a través de eso intentar que el juego vaya mejorando. Tenemos que conseguir que el juego sea más fluido, que todos participemos y así es como podremos tener éxito».

San Emeterio tiene claro que cuando 2017 llegue a su fin, el Valencia Basket tendrá claro a lo que aspira en la competición europea. «El mes de diciembre en la Euroliga es vital. Ojalá no lo fuera pero si encadenamos otras tres o cuatro derrotas a nadie le va a importar que haya lesiones. Si ocurre puede ser que ya estemos deambulando sin tener un objetivo claro», avisa antes de dar la respuesta y poner un primer objetivo: «Hay que arrimar todos el hombro e intentar sacar victorias. Tenemos que ir a Tel Aviv con la intención de ganar. Sabemos que es una pista difícil pero si esperamos a que en la Euroliga haya una pista fácil estamos muy equivocados. Tras perder dos partidos que teníamos controlados ahora nos toca intentar dar una sorpresa para intentar reengancharnos en esa lucha por entrar en el playoff. Estamos a tiempo, no hay que caer ni en pánico ni en una depresión. El año pasado en noviembre también tuvimos dudas y salimos de ellas. Hay que analizar, juntarnos y mirar al frente». El ADN de un MVP.

Más

Fotos

Vídeos