Dubljevic es el último en caer

Tibor Pleiss, durante un entrenamiento en la Fonteta. / irene marsilla
Tibor Pleiss, durante un entrenamiento en la Fonteta. / irene marsilla

Rafa Martínez es baja a última hora por un virus estomacal y el Valencia Basket tratará de frenar en Bamberg su mala racha en Euroliga El pívot no viaja a Alemania al recaer de su tendinitis en el tendón de Aquiles

JUAN CARLOS VILLENA

bamberg. El Valencia Basket aterrizó ayer en Núremberg sin Bojan Dubljevic. Diot no fue el único jugador que vino lesionado del Eurobasket, es bueno recordarlo ahora que todo el mundo habla de las ventanas FIBA. El pívot se dañó el Aquiles izquierdo pero ha aguantado 19 partidos en dos meses gracias a su constancia, su deseo de jugar con la camiseta taronja y el trabajo que el cuerpo médico y físico del club ha realizado con él.

En la última semana aumentó el dolor de su tendinitis con lo que, aprovechando el parón de la ACB del fin de semana, se ha tomado la decisión de que pare. Su evolución determinará si la próxima semana puede disputar los partidos frente a Olympiacos y el Andorra en la ACB. Hoy, frente al Bamberg (un equipo con interiores pequeños), Will Thomas será el relevo de Pleiss.

Quien tampoco llegó a tiempo de subirse al vuelo fue Rafa Martínez, por un virus estomacal que le mantiene en cama desde el martes, dejando en nueve la rotación, más la ayuda de Puerto y Hlinason. Su respuesta a la medicación será clave para saber si hoy puede ayudar al equipo. El que lo hará es Damjan Rudez. El croata ha tenido varias conversaciones con Vidorreta en los últimos días, positivas, y ha llegado su momento. Hasta la vuelta de Dubljevic será la pareja de Doornekamp al cuatro.

El Valencia Basket, pese al condicionante físico, tiene la firme idea de terminar hoy en Bamberg, la idílica ciudad Patrimonio de la Humanidad de Baviera, su racha de cuatro derrotas consecutivas en la Euroliga. La empresa no será fácil pero la plantilla taronja quiere utilizar toda la gasolina que le resta en el depósito antes de disfrutar del único fin de semana sin competición desde que arrancó una locura de calendario que hoy pondrá el contador en el Brose Arena en 20 partidos en los últimos 62 días. Vidorreta ha diseñado la cita optimizando las fuerzas de su grupo al máximo, anulando el entrenamiento previsto ayer por la tarde en el pabellón germano.

El gran signo de alerta para los valencianos será la racha de los alemanes frente a los equipos ACB en el arranque de la Euroliga. De las cuatro victorias que presenta el Brose, tres las ha conseguido frente al Unicaja, en Málaga, y el Baskonia y el FC Barcelona en casa. El último precedente, frente a los catalanes, fue el más llamativo. El equipo de Sito Alonso comenzó arrasando por 12-38 al final del primer cuarto pero acabó claudicando por 84-81. Andrea Trinchieri se reencontrará contra el que fue su verdugo en su aventura en el baloncesto ruso. El Valencia Basket venció, sin contemplaciones, en la final de la Eurocup de 2014 al Unics Kazan.

Más

Fotos

Vídeos