Dubljevic quiere la Euroliga

Dubljevic, tras el entrenamiento de ayer en la Fonteta. / irene marsilla
Dubljevic, tras el entrenamiento de ayer en la Fonteta. / irene marsilla

El Valencia Basket inicia ante el necesitado Armani otra exigente semana de tres partidos con la duda de Vives, que ayer no entrenó | El segundo capitán taronja renuncia a jugar con Montenegro y estará en Bamberg

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

«Tengo contrato con el Valencia Basket y quiero jugar en la Euroliga». Así de claro se mostró ayer Bojan Dubljevic cuando se le preguntó sobre su postura del conflicto de las ya manidas 'ventanas FIBA'. El segundo capitán taronja se subirá el miércoles 22 de noviembre al avión que llevará a la expedición valenciana a Bamberg para disputar, un día después, la novena jornada de la Euroliga. Dubljevic no se vestirá por tanto con Montenegro para disputar el partido en Podgorica frente a España. En condiciones normales sería un sueño para el pívot jugar ese partido, en casa, pero cumplirá su contrato. No por presiones, sino por convicción. Dubljevic tiene entre ceja y ceja esta Euroliga y, vistos los precedentes de la temporada pasada, sería bueno que nadie se tomara a broma sus predicciones. Hoy celebrará junto a la afición su galardón como jugador extranjero con más partidos con la camiseta del Valencia Basket. Más que un histórico, es un militante más de la ciudad y de la grada.

La realidad del calendario de los valencianos en el arranque en la máxima competición continental hace que sea noticia que los de Vidorreta jueguen un encuentro en casa. Hacía 20 días que no ocurría, frente a Unicaja, y los próximos dos envites volverán a ser fuera. Descompensado, pero real. El balance de 3-3 con el que reciben al Armani Milan, con un +1 de balance con los partidos como visitante tras la victoria en Vitoria, les sitúa en puestos de playoff. Todo lo que sea blindar la Fonteta frente a los italianos les permitirá que sus opciones se mantengan intactas ocurra lo que ocurra en Barcelona y Bamberg.

El equipo de Pianigiani es un león herido. Un vez más, puesto que el Armani sigue teniendo presupuesto, plantilla ilustre pero pocos resultados. Con Goudelock, Micov, Kalnietis, Theodore, Bertans, Gudaitis... a los transalpinos tan sólo les ha dado para tener un 1-5 y llegan tras una humillante derrota en casa frente al Zalgiris (62-94). Hoy debutará Curtis Jerrells. Un viejo conocido de la afición taronja puesto que el año pasado jugaba en el Hapoel, con Pianigiani de técnico.

Las opciones de victoria del Valencia Basket comenzarán a calibrarse en el calentamiento. Guillem Vives no entrenó ayer con el equipo para que su tobillo, maltrecho desde el partido de Estambul y tocado por el esfuerzo de Bilbao, descansara. Quien sí que se ha recuperado de su esguince de Moscú en Van Rossom. Abalde será el encargado de jugar de base en el caso de que el catalán no pueda forzar en las rotaciones, teniendo en cuenta además que la exigente semana culminará con dos partidos seguidos en Barcelona (uno de Euroliga y otro de la ACB). El Armani llega con la peor defensa en el arranque de la Euroliga pero ganó en la única ocasión en la que jugó en la Fonteta, la noche en la que fue despedido Hussein.

Más

Fotos

Vídeos