Dubljevic se alista al regreso de De Colo

Bojan Dubljevic, durante la visita del Valencia Basket al estand de Pamesa en Cevisama. / j. monzo
Bojan Dubljevic, durante la visita del Valencia Basket al estand de Pamesa en Cevisama. / j. monzo

El Valencia Basket busca dar la campanada ante el CSKA

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El Valencia Basket, a una semana para el inicio de la Copa del Rey, recupera a un nuevo lesionado. Bojan Dubljevic tendrá minutos frente al CSKA de Moscú para evaluar el estado de su tobillo y perfilar su puesta a tono el domingo frente al San Pablo Burgos. Esa era la intención de Txus Vidorreta con Sergi García, pero el balear notó ayer molestias en el entrenamiento en la zona dañada y, dados sus antecedentes, se le dará descanso para que su test antes de la cita copera se produzca en tierras burgalesas. Por tanto, serán nueve jugadores profesionales, más la ayuda de Puerto y Hlinason, lo citados para intentar tumbar al actual líder de la Euroliga, el imponente CSKA de Moscú que llega con un balance de 17-4 y siete victorias como visitante.

Nando De Colo será el gran protagonista en la previa del encuentro. El francés, seguro, se llevará una ovación de la Fonteta cuando sea presentado puesto que será su primer partido en Valencia desde que se marchó en el verano de 2012 rumbo a la NBA. El galo volverá a pisar el parquet de Hermanos Maristas 2.078 días después del último partido de la semifinal ante el FC Barcelona. A Estados Unidos se llevó en su palmarés la Eurocup de 2010 con los taronja y vuelve siendo una de las estrellas del baloncesto europeo.

Las lesiones de Otello Hunter y Kyle Hines permitirán al Valencia Basket albergar opciones de victoria, puesto que con la plantilla al completo el CSKA, teniendo en cuenta la plaga de lesiones de los valencianos, sería un rival imposible de tumbar. Itoudis tendrá que improvisar en el juego interior para encontrar un complemento a Will Clyburn. Los ala-pivots Semen Antonov, Andrey Vorontsevich y el veterano Victor Kryapa tendrán que completar la rotación en la pintura, frente a un equipo que recupera a Dubljevic para darle minutos de descanso a Pleiss, pero que sigue contando con sólo tres interiores puros puesto que Doornekamp ha mutado al tres. La batería exterior del CSKA, con De Colo y Sergio Rodríguez al mando, es el mayor peligro ruso.

Fotos

Vídeos