Deportes

Valencia Basket

UNA VICTORIA VINTAGE

Rafa Martínez celebra con rabia uno de sus tres triples ante el Real Betis. / acbphoto/ miguel ángel polo
Rafa Martínez celebra con rabia uno de sus tres triples ante el Real Betis. / acbphoto/ miguel ángel polo

El Valencia Basket aplasta al Betis con ocho jugadores profesionales y tres canteranos | El triunfo del Baskonia frente al Barça permite a los valencianos ascender a la segunda plaza y Abalde da otra lección como base de urgencia

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

El mejor homenaje al Pamesa de Miki Vukovic es jugar con ocho. Sin duda. Esa fue una de las bromas en el reencuentro de los históricos, puesto que al maestro le gustaba jugar con una rotación corta y cuatro canteranos en la lista. Así comenzó el partido Txus Vidorreta, con la camiseta retro blanca y roja. El problema para el vasco es que para él era una obligación... pero este Valencia Basket está haciendo de la necesidad, virtud. Incluso ver corriendo por la pista a un base de urgencia como Alberto Abalde, con sus 202 centímetros, repartiendo media docena de asistencias y cogiendo ocho rebotes evocó al gran ausente de la tarde, Nacho Rodilla. La victoria aplastante sobre un rival inferior, el brillo de canteranos como Josep Puerto, que sigue progresando, y el debut del valenciano Álex Vera, que anotó un dos más uno e inscribirá su nombre el 'Mur dels Somnis' de L'Alqueria, fueron el broche a una celebración perfecta. Vintage. ¿Y por qué no disputar la Copa de Las Palmas con esa camiseta?. Una idea.

Tan en serio se tomó el partido el Valencia Basket que se merendó al rival a la media parte. Con 57-28 y 82-23 en valoración, el partido estaba finiquitado. En el tercer cuarto, los locales coquetearon con romper dos de sus récords, los 21 triples en un partido y el +51 como mayor diferencia. Con el 73-41, tras un triple de Abalde (14 de 18 en ese instante desde más allá del arco), la sensación para el Betis era sonrojante. El parcial final de 30-26, con el desplome de los parciales del Valencia Basket, impidió la gesta numérica.

103 Valencia Basket

Abalde (7), Rafa Martínez (13), Doornekamp (16), Thomas (7), Pleiss (8) -cinco titular- Puerto (1), Vera (3), Ferrando (3), San Emeterio (17), Sastre (7), Green (19), y Hlinason (2)

67 Real Betis

Franch (2), Nelson (6), Schlib (10), Anosike (8), Kelly (12) -cinco titular- Draper (-), Sánchez (2), McGrath (-), Uriz (6), Zagorac (16), Cruz (3) y Golubovic (2)

PARCIALES:
24-14, 33-14 (57-28), 28-22 (85-50) y 18-17 (103-67)
ÁRBITROS:
Hierrezuelo, Manuel y Zamorano. Eliminaron por faltas personales a los locales Hlinason (m.35) y a los visitantes Sánchez (m.33)
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la jornada 19 de la fase regular de la Liga ACB disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 6.121 espectadores. El Valencia jugó con un equipaje blanco y rojo en vez de con el naranja habitual para conmemorar el vigésimo aniversario del título de la Copa del Rey de 1998, algunos de cuyos protagonistas asistieron al choque para recibir un homenaje. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de la madre de Óscar Quintana, técnico del Real Betis.

Hlinason no pudo disfrutar de la fiesta, para desespero de Pleiss que arrastró su fascitis plantar sobre la pista 24 minutos. El concierto de pito sobre el islandés fue otro guiño vintage de Hierrezuelo y compañía, puesto que si algo ha caracterizado el arbitraje en la ACB en las últimas décadas es por castigar a los recién llegados. Así de triste.

Vera debuta con un dos más uno e inscribirá su nombre en el 'Mur dels Somnis' de L'Alqueria

El 20-8 de inicio dejó bien claro el guión que iba a tener el partido. Con otro tinte noventero, puesto que el Valencia Basket comenzó volcando el juego con Thomas y Pleiss para acabar matando desde el triple.

La única bala que le quedaba al conjunto de Quintana llegó con las faltas de Hlinason y el cansancio de Pleiss, puesto que por algunos instantes San Emeterio llegó a jugar de cuatro. Pero ni por esas pararon la apisonadora taronja que ayer vestía de blanco. Cuando Abalde descansaba, Sastre tomaba el relevo. Manteniendo el nivel ya que terminó el partido con 5 asistencias y 4 rebotes. San Emeterio, gran noticia, regresó tras sus molestias en la rodilla con 22 puntos. Una magnífica noticia para la Copa del Rey que está a la vuelta de la esquina.

Un tapón de Puerto a Kelly, con el de Almussafes jugando ¡de cuatro!, fue el último regalo de una primera parte perfecta. San Emeterio comenzó el tercer cuarto embocando el undécimo triple local (60-28) y cuando llegó el decimotercero, de un desatado Rafa Martínez (70-31) los andaluces ondearon la bandera blanca, nunca mejor dicho. Tan sólo restaba que el público disfrutara de una tarde plácida. Un mate de Sastre, el primero del balear desde aquella desgraciada jugada con Papapetrou fue otro de los símbolos de la fiesta (91-60). La mágica cifra del centenar llegó de la mano del debutante Vera y Lluis Ferrando, para éxtasis del banquillo, encestó desde el triple el 103-67 final. Por cierto, el equipo de los ocho de rotación ya es segundo de la ACB. Conviene no perder la perspectiva.

Más

Fotos

Vídeos