Deportes

Valencia Basket

Baloncesto | Euroliga

El Olympiacos impone su ley (64-72)

Toliopoulos escapa de Joan Sastre y Guillem Vives./EFE
Toliopoulos escapa de Joan Sastre y Guillem Vives. / EFE

El dominio físico del conjunto griego no da opciones de victoria al Valencia Basket | El control del rebote y el bloqueo ofensivo de los taronja, donde sólo anotaron Pleiss y Green, provocan la sexta derrota consecutiva en Euroliga

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

La visita del Olympiacos era, posiblemente, el peor momento para intentar levantar el ánimo tras encadenar cinco derrotas. Si algo está demostrando el conjunto griego en este inicio de Euroliga, sin Spanoulis que no jugó ayer en la Fonteta al recaer el miércoles de su lesión, es que es una auténtica roca.

Un equipo sólido que ha sido capaz de ganar ocho de los diez primeros partidos sin su estrella. Enfrente, un rival que sigue sin encontrar su sitio en la Euroliga, puesto que los valencianos viven en dos realidades distintas dentro y fuera de España. En la ACB, y en la Supercopa, sigue mostrando sus credenciales. A ellas tendrá que aferrarse hasta que logre salir de un bucle que ayer tuvo una muesca más, puesto que la derrota ante Olympiacos supuso la sexta consecutiva en el torneo. ¿No queríamos Euroliga?. Así de dura es. El símbolo de la victoria griega nació bajo el tablero valenciano. La fractura del rebote defensivo fue una losa de la que no pudo reponerse en ningún momento el conjunto taronja.

De los 38 rebotes que volaron sobre el aro local, 17 fueron a parar a manos de jugadores rojiblancos (7 a las de Printezis) y 21 a los de naranja. Un auténtico martillo en un partido a pocos puntos, donde el ritmo sobre la pista siempre fue el que mejor le venía a Olympiacos. El Valencia Basket demostró carácter y orgullo pero siempre estuvo en un punto físico, mental y de fluidez de baloncesto menor que su rival. Algo que en un partido del nivel del de anoche en la Fonteta es un factor muy complicado de superar. Las ganas, sin frescura mental ni baloncesto fluido, no sirven de mucho. En un pabellón desangelado, el 2-11 inicial fue todo un presagio, Green dio el único chispazo de la primera parte tras enlazar once puntos seguidos para convertir un 19-32 al 30-35 con el que acabó la primera parte.

Los taronja saltaron dispuestos a gastar las pocas fuerzas que le restaban al inicio del segundo cuarto. Fue el único momento en el que se rozó la remontada, aunque el Olympiacos nunca dejó que su rival bajara de tres (40-43). Con sólo dos hombres acertados en ataque, entre Pleiss y Green anotaron 40 de los 64 puntos de su equipo, tampoco se puede ganar al actual subcampeón de Europa. Las líneas de pase se cerraron para los hombres de Vidorreta mientras que Papanikolau comandó el estirón ganador del conjunto griego (parcial de 5-11 en los últimos cuatro minutos del tercer cuarto para poner el 45-54.

En el último cuarto a Olympiacos le bastó con controlar los nervios. El gran susto lo dio Joan Sastre, que tras una dura falta cayó de costado recordando la grave lesión de Shurna. «No siente la mano. Vamos a ver la evolución. No somos pesimistas pero no parece haber una fractura». Así valoró Vidorreta su fuerte golpe. Que quede sólo en un susto. Sería el colmo de las desgracias.

64 Valencia Basket

Van Rossom (7), Green (26), San Emeterio (1), Doornekamp (4), Pleiss (14) -cinco titular- Thomas (2), Rudez (-), Vives (3), Rafa Martínez (3), Sastre (2) y Hlinason (2)

72 Olympiacos

Roberts (7), Papanikolaou (13), Thompson (7), Printezis (12), Milutinov (6) -cinco titular- Toliopoulos (5), Papapetrou (4), McClean (4), Wiltjer (2) y Strelnieks (12)

ÁRBITROS:
Jovcic (SER), Rocha (POR) y Trawicki (POL). Sin eliminados
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la décima jornada de la fase regular de la Euroliga disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.300 espectadores

Fotos

Vídeos