Un triunfo para soñar en la Euroliga

Abalde guía el balón en el partido frente al Brose./EFE
Abalde guía el balón en el partido frente al Brose. / EFE

El Valencia Basket se pone a tres partidos de la octava plaza

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia Basket sigue con opciones matemáticas de clasificación para los cuartos de final de la Euroliga a seis jornadas para finalizar la Liga Regular. Remotas, pero reales. Más allá de soñar con pasar el corte, sigue sonando a quimera a estas alturas, esa realidad es la mejor definición del paso al frente del conjunto taronja desde que tocó fondo con sus diez derrotas consecutivas en el torneo. Ayer, tras ganas al Brose Basket, los valencianos sumaron su cuarta victoria consecutiva en la Euroliga en la Fonteta. Un logro que no había conseguido nunca en sus participaciones en la Copa de Europa. Lo que nadie puede negar a los jugadores de Vidorreta, ni al cuerpo técnico, es haber sacado el orgullo para no tirar la toalla (un 6-4 de balance en los últimos diez envites). Algo que, por ejemplo, no puede decir el Barcelona. Otro equipo virtualmente eliminado, con mayor presupuesto, y que sigue deambulando por la Euroliga. Con la derrota del Maccabi ante el CSKA los números dicen que el Valencia Basket está, a falta de seis jornadas, a tres victorias del octavo y a dos del noveno, el Baskonia. El equipo de Pedro Martínez será el siguiente en visitar la Fonteta. Hagan sus apuestas. Están abiertas.

La victoria ante el Bamberg, más sufrida de lo que refleja el marcador, dejó el debut de Latavious Williams. Con anécdota. El americano ya no pensaba entrar en pista, a un minuto del final del tercer cuarto, pero la cuarta falta de Doornekamp activó el cambio para Vidorreta. Williams parecía no entenderlo... y se llevó su primera bronca aún sin debutar. «No me conoce y se ha quedado sorprendido cuando le he dicho de salir. Vamos a ver si va cogiendo unos buenos hábitos», indicó el técnico en sala de prensa. El de Starkville, en seis minutos, aportó dos puntos, un rebote y una semilla de la intimidación que puede dar en cuanto pueda ponerse en forma.

86 Valencia Basket

Abalde (18), Rafa Martínez (10), San Emeterio (16), Thomas (11), Dubljevic (14) -cinco titular- Williams (2), Sastre (3), Green (4), Doornekamp (5) y Hlinason (1)

70 Brose Bamberg

Zisis (6), Hickman (5), Wright (9), Rubit (9), Radosevic (5) -cinco titular- Hackett (11), Nikolic (5), Staiger (-), Mitrovic (1), Lo (5), Olinde (-), Musli (14)

PARCIALES:
28-11, 9-23 (37-34), 23-20 (60-54) y 26-16 (86-70)
ÁRBITROS:
Radovic (CRO), Gkontas (GRE) y Vyklicky (). Eliminaron por faltas personales al local Doornekamp (m.33)
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la jornada 24 de la Euroliga disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 6.640 espectadores

El Valencia Basket superó el único momento crítico del encuentro, 39-42 para el Brose, a base de triples. El 15 de 31 fue el mejor bálsamo para los taronjas, donde Abalde volvió a emerger desde el puesto de base. El gallego está acostumbrado a exhibirse en el uno pero con la inminente vuelta de Vives, que podría viajar mañana a Las Palmas, tendrá que ir regresando a su sitio natural, el tres. Por cierto, Pleiss lo sigue teniendo complicado para disputar el partido del domingo en la ACB.

El rostro de decepción de Vidorreta camino al vestuario fue el mejor símbolo del mal segundo cuarto de su equipo, que tiró por la borda un trabajo que amenazó con romper el partido antes del finalizar el primer cuarto (26-7). Desde entonces, e l parcial en los siguientes doce minutos de la primera parte fue 11-27 para el Brose Bamberg. El conjunto alemán se aprovechó de la baja productividad de la segunda unidad taronja para recortar distancias en un segundo cuarto que terminó con una valoración de -3 a36 y un 37-34 en el marcador.

Esa cadencia continuó hasta la única ventaja de los alemanes, el citado 39-42. Emergió entonces la figura de San Emeterio. El cántabro asumió los galones para reflotar al Valencia Basket a base de triples. Con cinco consecutivos, con Abalde, Rafa Martínez y Sastre como socios, los taronja pusieron las cosas en su sitio con un parcial fulminante de 41-18 (80-60). Para soñar.

Fotos

Vídeos