El sueño de la Euroliga se acaba

Beaubois intenta un lanzamiento ante Guillem Vives y Doornekamp. / EFE

El Baskonia impone su físico y funde al Valencia Basket

Viernes, 9 marzo 2018, 02:10

Las ciencias se impusieron a las letras. Las matemáticas, duras, le han ganado el pulso a la poesía. El sueño del Valencia Basket de seguir con opciones en la Euroliga se esfumó ayer sobre el parquet de la Fonteta puesto que la derrota de los valencianos frente al Baskonia les deja con una proyección máxima de 14 victorias. Con cinco jornadas por disputarse, el Maccabi cierra el corte con 13 victorias y el Armani Milan empata a los taronja con nueve. Una montaña demasiado grande como para escalarla con una plantilla en la que tres jugadores están en su particular pretemporada tras superar las lesiones. Los hombres de Vidorreta se mantuvieron en pie hasta tres minutos para el final, donde llegó la cuarta falta de Vives. Ayer, de largo, el mejor base de los locales sobre la pista. Cuando volvió, con 71-76, el partido estaba cuesta arriba. Un movimiento táctico que acabó siendo letal.

Desde el 64-60 el parcial final fue de 7-21 para el Baskonia. En tres minutos. Un latigazo brusco donde Huertas movió la cuna al son que más le convenía. Ni Abalde ni Sastre, que fue la última solución que intentó Vidorreta, pudieron frenar su producción, tanto en la anotación como en la creación de juego. Ese pulso en el base y el juego interior, donde Poirier y Voigtmann se mutaron en gigantes ante un Dubljevic que sigue evidenciando merma física y un Pleiss que aguantó el dolor para aguantar doce minutos en pista pero que no estuvo en los momentos decisivos del encuentro, fueron un muro. Anoche hasta la suerte abandonó al bando valenciano en los compases finales. Con 71-71 un triple de Green, desaparecido en combate y que sigue sin aportar nada en defensa (Pedro Martínez lo leyó a la perfección para que sus jugadores le atacaran siempre a él), hizo la corbata y a los pocos segundos Garino enchufó el primer puñal (71-74). Una falta de Doornekamp sobre Huertas que dieron tres tiros libres al brasileño sentenciaron el choque.

71 Valencia Basket

Abalde (5), Rafa Martínez (3), San Emeterio (15), Thomas (6), Dubljevic (12) -cinco titular- Sergi García (2), Vives (3), Pleiss (10), Williams (-), Sastre (8), Green (3) y Doornekamp (4)

81 Baskonia

Granger (2), Beaubois (4), Garino (11), Voigtmann (16), Poirier (10) -cinco titular- Timma (8), Shengelia (7), Huertas (19), Janning (2) y Diop (2)

PARCIALES:
20-16, 16-15 (36-31), 19-22 (55-53) y 16-28 (71-81
ÁRBITROS:
Christodoulou (GRE), Javor (ESL) y Fritz (ALE). Sin eliminados
incidencias:
partido correspondiente a la jornada 25 de la fase regular de la Euroliga disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.026 espectadores

Con la Euroliga ya en la sección de las quimeras, el Valencia Basket debe centrarse en la ACB. La que dará al club de comer para la próxima temporada. En ella le esperan dos partidos consecutivos en casa, frente al Bilbao Basket y el Iberostar Tenerife, que pueden ser claves en su lucha por optar a la segunda plaza, que en la actualidad ostenta el Barcelona por el average. Para el tramo final de la Liga Regular en la Liga Endesa será clave que los jugadores en rodaje recuperen su mejor nivel y que Sergi García, hasta que regresen Van Rossom y Diot, logre encontrar la tecla al estilo de juego del equipo. Algo que a día de hoy no ocurre. Anoche, el paso al frente de Vives y Sastre fueron brotes verdes.

El Baskonia no escondió sus cartas desde el inicio, con Poirier y Voigtmann saltando en el quinteto para desgastar a Dubljevic. El Valencia Basket se repuso del 0-6 para, a base de triples, mandar en el primer cuarto con un parcial de 20-8 (20-14), que quedó arañado tras un palmeo final de Diop (20-16). La dinámica se mantuvo en un segundo cuarto táctico y defensivo donde, pese al bajo marcador de 16-15, los dos equipos no tuvieron que gastar faltas. El despertar de Sastre permitió a los taronja poner una máxima renta (32-26) que fue limada por el Baskonia al descanso (36-31).

El tercer cuarto comenzó con una buena conexión de San Emeterio con Dubljevic y una nueva máxima renta en el marcador (38-31). Pero Huertas comenzó a castigar en ataque a Abalde y los vascos, con un parcial de 10-20, volvieron a ponerse por delante (48-51). El Valencia Basket reaccionó, pero se quedó sin respuestas en el minuto 37. Ni en la pista ni en la pizarra. Ahora, el objetivo es volver a la Euroliga vía ACB.

Secciones
Servicios