Deportes

Valencia Basket

Dubljevic lidera cojo la épica

Van Rossom intenta superar a Marcelinho Huertas./EFE
Van Rossom intenta superar a Marcelinho Huertas. / EFE

El Valencia Basket tumba al Baskonia, se pone a una victoria de la segunda plaza y Vidorreta no esconde su malestar con los pitos de una parte de la Fonteta

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

«Valencia es un equipo con corazón». La frase pertenece a Bojan Dubljevic pero no la pronunció ayer sino la noche que el Valencia Basket conquistó el título de la ACB. Conviene no olvidar las cosas para después sacar conclusiones. Aquella frase épica del montenegrino llegó un mes después de que el conjunto taronja fuera abroncado con muchos decibelios, Pedro Martínez incluido, por la grada de la Fonteta. Anoche, el técnico catalán se llevó antes del encuentro la ovación que se merece y unos segundos después Vidorreta se llevo una 'pitada preventiva'. Un talismán, puesto que el partido acabó con triunfo taronja como ocurrió ante el Maccabi, donde se repitió la violenta situación. Anoche, hasta el propio Pedro Martínez asistió muy serio al segundo acto de esa banda sonora. Le entraron los recuerdos.

Dubljevic chocó de forma violenta con una de las vallas de publicidad al inicio de la segunda parte. Sobre su pierna izquierda, la del infierno del tendón de Aquiles. Jugó, desde entonces, cojo catorce minutos de la segunda parte, anotando nueve puntos, capturando cuatro rebotes y, mucho más importante, contagiando a sus compañeros. Celebró como un título forzar una falta en ataque o un triple de Van Rossom. Con el belga, Thomas y Rafa Martínez como aliados, el campeón se levantó desde el 45-56, cuando parecía que estaba muerto, para endosar un parcial de 28-8 (73-64) y ganar el partido. El conjunto vasco, eso sí, logró salvar el average particular con lo que será el general el que decida entre un posible empate entre ambos al final de la temporada.

La parte amarga fue para Vidorreta, que no escondió su malestar en sala de prensa. Con tres palabras para contestar a dos preguntas, pero suficientes. ¿Echa de menos más apoyo al equipo después de la temporada tan complicada que está teniendo?«Sí». ¿Le molesta el runrún de la grada? «Sin comentarios». El mismo escenario que hace un año pero con diferente protagonista. A tiempo está todo el mundo de frenar una espiral que no conduce a nada.

81 Valencia Basket

Van Rossom (13), Rafa Martínez (12), Abalde (8), Doornekamp (8), Dubljevic (20) -cinco titular- Thomas (3), Sergi García (-), Williams (2), Sastre (3) y Green (12)

77 Baskonia

Huertas (4), Beaubois (13), Timma (7), Shengelia (8), Poirier (15) -cinco titular- Vildoza (9), Voigtmann (4), Janning (9), Diop (8) y Garino (-)

PARCIALES:
23-18, 16-24 (39-42), 16-16 (55-58) y 26-19 (81-77)
ÁRBITROS:
Pérez Pizarro, Serrano y Padros. Eliminaron por faltas personales al visitante Beaubois (m.37)
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la jornada 28 de la fase regular de la Liga ACB disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis antes 7.900 espectadores

El conjunto taronja saltó enrabietado a la pista, sabedor de que necesitaba comenzar con buenas sensaciones ante un equipo en racha. Tras el 7-8 inicial, un parcial de 12-0, con dos triples de Rafa Martínez que sirvieron de espoleta (19-8 a 4.32 del final del primer cuarto), Fue el momento en el que ambos entrenadores comenzaron a mover el banquillo... y al Valencia Basket le sentó mal el trastorno del dibujo. Los centímetros de la pareja interior formada por Poirier y Voigtmann, que contaron con la ayuda inminente de Diop, fueron devastadores para un Williams con muy buena actitud pero que sigue en su particular puesta a punto, y para Will Thomas. Tampoco entró bien al encuentro Sergi García, superado por un Vildoza que aceleró el encuentro con ocho puntos consecutivos al inicio del segundo cuarto. Esa combinación brutal acabó con un parcial de 9-34 para el Baskonia, que subió la máxima renta para el equipo de Pedro Martínez en el primer tiempo (28-42), pero el Valencia Basket contestó con otro de 11-0 para salvar el primer momento complicado sobre la lona al paso por vestuarios (39-42).

En el tercer cuarto, el equipo de Pedro Martínez apretó hasta el 45-56, con Poirier desgastando la incipiente cojera de Dubljevic, pero el regreso de Van Rossom y la activación del montenegrino, y de Thomas, permitió una remontada que deja a los taronjas a una victoria del segundo y con dos triunfos de ventaja sobre el quinto.

Fotos

Vídeos