Deportes

Valencia Basket

El Valencia Basket está de dulce

San Pablo-Valencia Basket./EFE
San Pablo-Valencia Basket. / EFE

El conjunto taronja se mantiene hasta marzo, que volverá la Liga, en la segunda posición de la clasificación y lo ha conseguido sin bases puros, un tema que deberá solventar Vidorreta en la preparación para la Copa del Rey del próximo fin de semana

SARA L. SANTOS/EFEValencia

Victoria relativamente cómoda del vigente campeón de liga en la cancha del debutante San Pablo Burgos en un encuentro que empezó a decantar a partir del tercer cuarto, gracias a un gran Fernando San Emeterio, y que les permite cerrar una semana perfecta tanto en Liga Endesa como en Euroliga.

El encuentro comenzó trepidante, sin tregua en ninguna de las dos canchas y con ambos conjuntos muy entonados da cara al aro, donde sobre todo los azulones se mostraron muy fiables desde la línea de 6,75, sobre todo Edu Martínez que con dos triples consecutivos ayudó a los suyos a poner las primeras diferencias en el electrónica a falta de cinco minutos para terminar el primer periodo (12-7).

Los taronjas siguieron más imprecisos que de costumbre en el juego exterior y decidieron apostar por sus hombres altos para que lucharan en la pintura, donde sí se mostraron más sólidos, aunque no lo suficiente para anular la distancia en el electrónico que les separaba de los azulones, que se concluyeron el primer cuarto con ventaja (19-16).

Las cosas siguieron igual sobre la cancha del Coliseum, con los locales manteniendo la diferencia, aunque las rotaciones realizadas por Diego Epifanio se tradujeron en una mayor desigualdad y el conjunto valenciano aprovechó para remontar el encuentro y, con un triple de Dubljevic poner una diferencia de cuatro puntos que obligó al técnico burgalés a parar el encuentro.

El vigente campeón, lejos de aflojar, siguió apretando y capitaneado por Dubljevic y Erik Green, que anotó tres triples en apenas cuatro minutos, amplió las diferencias, haciendo inútil el intento de reacción de los burgaleses y poniendo máxima diferencia de diez puntos, aunque la vuelta a cancha de Fisher, Jenkins y Thompson propició que el marcador al descanso fuera más ajustado (39-44).

76 San Pablo Burgos

Corey Fischer (9), John Jenkins (8), Deon Thompson (10), Goran Huskic (13), Edu Martínez(12) -cinco inicial-; Thomas Schreiner (3), Javi Vega(-), Sebas Sáiz (12), Álex López (-), Álex Barrera (7)

90 Valencia Basket

Will Thomas (11) , Alberto Abalde (3), Tibor Pleiss (14), Rafa Martínez (6), Aaron Doornekamp (4) -cinco inicial-; Sergi García (-), Fernando San Emeterio (17), Bojan Dubljevic (13), Joan Sastre (-), Erik Green (22), Tryggvi Hlinason (-)

PARCIALES:
19-16, 20-28 (39-44), 18-27 (57-71) y 19-19 (76-90)
ÁRBITROS:
J.C. García Vicente, J.R. García Ortiz y Javier Torres
incidencias:
Partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante unos 9.100 espectadores

El vigente campeón con la idea clara de matar el partido cuanto antes y en apenas cuatro minutos puso otra máxima diferencia de 14 puntos gracias a un entonado Fernando San Emeterio y con el acierto exterior de Rafa Martínez que obligó a 'Epi' a pedir tiempo muerto en busca de una reacción de los suyos.

Los taronjas no quitaron el pie del acelerador y siguieron ampliando el resultado a su favor -llegaron a poner 18 puntos de máxima diferencia- y obligaron a los locales a precipitarse con tiros difíciles que no les dejaban volver a meterse en el encuentro, siendo la garra de Sebas Sáiz y la ilusión de la grada lo único positivo del equipo azulón en el tercer cuarto (57-71).

La intensidad del Valencia continuó durante la última manga, sin dejar opción a la sorpresa y sin pensar en que en unos días se enfrentarán a Iberostar en Copa del Rey.

De hecho, Vidaorreta devolvió a cancha a hombres como Abalde y Dubljevic aunque no los necesitara para sentenciar un encuentro que había terminado a los 30 minutos.

Solo en los últimos instantes del último periodo, los valencianos se relajaron, al menos en defensa, aunque siempre manteniendo esa barrera superior a los 10 puntos porque la voracidad anotadora, especialmente de Green, continuó intacta, lo que les permitió afrontar sin sufrir el encuentro hasta el final, que concluyó con un claro 76-90.

Fotos

Vídeos