Deportes

Valencia Basket

El conjunto taronja se queda corto para pelear el triunfo con el CSKA

Varios jugadores del Valencia Basket frenan una actuación del CSKA./EFE
Varios jugadores del Valencia Basket frenan una actuación del CSKA. / EFE

El Valencia Basket trató de imponerse en la primera parte pero finalmente cayó en la pista del CSKA

EFEValencia

El Valencia Basket sufrió una contundente derrota (94-67) en sexta jornada de la Euroliga en la pista del CSKA de Moscú al que plantó cara en la primera mitad pero que le pasó por encima en la segunda de la mano de un inspiradísimo Nando de Colo, exjugador del equipo valenciano.

El equipo valenciano fue de más a menos pero tras competir en los dos primeros cuartos desapareció por completo tras el descanso y sumó su tercera derrota en el torneo, la segunda seguida, ante un conjunto ruso que sigue encaramado a la parte alta de la clasificación.

El Valencia arrancó en estado de gracia. Con un quinteto con un alto perfil físico con Aaron Doornekamp de 'tres' y Damjan Rudez y Tibor Pleiss de interiores, protegió su aro, reboteó con solvencia y atacó con tranquilidad lo que le permitió hacerse con una ventaja de once puntos. Con su buena circulación supo encontrar a Pleiss cerca del aro y a Doornekamp lejos.

94 CSKA Moscú

Sergio Rodríguez (6), Higgins (16), Kurbanov (8), Hunter (8), Khryapa (-) -cinco titular- De Colo (23), Fridzon (4) Vorontsevich (8), Clyburn (3), Kulagin (8), Antonov (2) y Hines (8)

67 Valencia Basket

Van Rossom (3), Green (8), Doornekamp (8), Rudez (2), Pleiss (12) -cinco titular- Thomas (-), Abalde (2), Dubljevic (11), Vives (6), Rafa Martínez (2), San Emeterio (11) y Sastre (2)

ÁRBITROS:
Radovic (CRO), Zamojski (POL) y Kartal (Tur). Sin eliminados
incidencias:
partido correspondiente a la sexta jornada de la fase regular de la Euroliga disputado en el Megasport Arena ante 7.015 espectadores

Pero la entrada en la pista de Nando de Colo cambió por completo al CSKA. Las penetraciones del base francés enseñaron el camino a sus compañeros y antes de que acabara el primer cuarto el equipo ruso ya se había puesto por delante abriendo numerosas brechas en la defensa española (20-19, m.10).

Pese al revés, el Valencia no perdió el sitio. Se centró en nutrir de balones primero a Pleiss y luego a Dubljevic y eso le permitió aguantar con cierta entereza los arreones anotadores del conjunto moscovita, aunque a costa de cargarse de faltas, lo que provocó que Txus Vidorreta tuviera que utilizar a Alberto Abalde como improvisado base (43-38, m.20).

Tras el descanso el panorama cambió por completo porque el bajón físico y de agresividad mental del Valencia dejó el camino libre a los locales. La dureza de Hunter y la clase de De Colo empezaron a abrir brecha en el marcador sin que los visitantes despertaran (66-48, m.27).

Con la ventaja ya situada en el entorno de los veinte puntos ambos técnicos dieron por concluido el partido. Iotudis dio paso a su segunda unidad y las ganas de Kulagin le bastaron para seguir aumentando su ventaja ante un rival desconcertado que, además, perdió por lesión a Van Rossom.

Fotos

Vídeos