La defensa de la ACB comienza en Sevilla

Los jugadores de Valencia Basket celebran la Supercopa lograda la semana pasada. / efe

El Betis sólo conserva un jugador del pasado curso puesto que hasta el 11 de agosto no supo que jugaría la competición El Valencia Basket inicia la Liga Endesa con cuatro bajas pero con el regreso de Van Rossom tres meses después

JUAN CARLOS VILLENA

sevilla. El campeón de la ACB comienza hoy la defensa de su reinado 107 días después de escribir la página más gloriosa de su historia, conquistando su primer título liguero ante el Real Madrid. Lo hace, consciente de que esa responsabilidad le va a acompañar toda la temporada y que, como se demostró en la Supercopa, como no va a poder hacer nada para impedir que en las previas de sus partidos todo el mundo recuerde su condición de campeón, la decisión más sensata de los veteranos del vestuario taronja ha sido convertir esa 'presión' en motivación. Así se ha transmitido a los nuevos jugadores. Paso a paso, sin mirar más allá en el calendario, para ir buscando los objetivos escalonados; clasificación para la Copa del Rey, cabeza de serie en el torneo, clasificación para el playoff, cabeza de serie... y un puesto para la próxima edición de la Euroliga siempre y cuando la Eurocup no la gane ningún equipo español.

Para que el Valencia Basket no olvide lo complicado que será el camino, en un calendario atestado de partidos en cuanto comience su periplo de treinta jornadas por la antigua Copa de Europa, Txus Vidorreta llega a la primera cita con cuatro bajas. Es cierto que en la actual plantilla taronja hay catorce jugadores profesionales, Llompart tiene contrato hasta final de octubre, pero Abalde y Williams seguirán sin poder debutar con su nueva camiseta, pese a que están en la recta final de sus lesiones y a lo largo de la próxima semana podrían volver a entrenar con el grupo. San Emeterio se perderá los primeros tres partidos de la Liga Endesa y Diot también, puesto que la decisión con el francés una vez fichado Van Rossom es pararlo hasta que remita el dolor en su rodilla con el que regresó del Eurobasket.

La vuelta del base belga será la gran novedad de la plantilla valenciana para el inicio de la ACB, ya que las cuatro bajas en el estreno hacen que el club haya inscrito tan sólo a los diez jugadores profesionales que a día de hoy tiene sanos para no gastar cambios en las altas y bajas. La sensación con Van Rossom es que nunca se ha ido, puesto que su adaptación ha sido instantánea y regresa en un momento de forma pletórico, tras completar un Eurobasket con Bélgica promediando 10,4 puntos, 4 rebotes y 2,6 asistencias. Su último partido de taronja fue el pasado 14 de mayo, frente al UCAM Murcia, aunque la postal que seguro recordará es la que refleja el momento en el que levantó el trofeo de campeón de Liga junto a Rafa Martínez. Más de tres meses después ya no es segundo capitán, cogió su testigo Dubljevic, pero la vida da muchas vueltas. Se marchó lesionado, y entendiendo la decisión del club de no renovarle tal y como reconoció en una entrevista e este periódico, pero vuelve «porque tiene salud y es algo que el Valencia Basket necesita», como reconoció Vidorreta antes de viajar a Sevilla. Cosas del deporte.

Dubljevic, que en el último partido que ha disputado en la ACB recibió el trofeo de MVP, disputará su encuentro 274 con la camiseta taronja, lo que le igualará con Berni Álvarez en la quinta posición histórica del club y se pondrá a doce partidos de convertirse, superando a Hopkins, en el extranjero que más veces ha vestido la camiseta del Valencia Basket en su historia.

El Real Betis se presenta con un equipo totalmente renovado con respecto a la pasada temporada. No hay que olvidar que hasta el 11 de agosto no tuvo conocimiento de que iba a disputar la ACB, con lo que tuvo que armar un equipo sobre la marcha. De la plantilla de la pasada campaña tan sólo queda Alfonso Sánchez y el último en llegar, Golubovic, lo hizo hace cinco días.

Fotos

Vídeos