BALONCESTO

La confianza en Txus Vidorreta sigue intacta

El Valencia Basket remarca el objetivo de conseguir la plaza para la Euroliga en la ACB y valorará el trabajo del técnico a final de curso

JUAN CARLOS VILLENA

las palmas. El Valencia Basket abandonó el hotel de Las Palmas ayer a las nueve de la mañana. La dolorosa derrota ante el Iberostar no ha bajado el nivel de confianza en Txus Vidorreta puesto que el vasco sabe desde diciembre, cuando se consumó la racha de derrotas en la Euroliga, que la entidad evaluará su trabajo a final de temporada, con la foto fijada en el verdadero objetivo del curso, que no es otro que conseguir la plaza para la Euroliga que está en juego en la ACB. «Nos queda lo más importante de la temporada, la Liga, que te permite muchas cosas si llegas lejos», avisó Rafa Martínez antes de abandonar territorio canario.

El día después de la derrota en los cuartos de final de la Copa, por tercera vez en las últimas cuatro ediciones, fue de autocrítica. El vestuario es consciente de que el Iberostar se llevó el triunfo porque dominó las facetas marcadas como clave en la previa, como el rebote. Jugadores como Tibor Pleiss reconocieron en caliente que el rival demostró «más motivación» durante el partido. El análisis de ayer durante el vuelo de vuelta terminó con una conclusión clara; el batacazo no fue comparable al de A Coruña en 2016 y de aquel golpe, replicado en la Eurocup una semana después, el Valencia Basket se levantó. A Gran Canaria los taronja viajaron sin bases, puesto que toda la estructura era consciente de que Sergi García llegaba con pocas opciones de ayudar con más minutos. La entidad tomó la decisión de no fichar a un base para la Copa puesto que la recuperación de Vives y Van Rossom está prevista para inicios de marzo y no se quería tener a cinco bases con contrato. Optar al título sin un 'uno' era utópico. Un riesgo asumido del que todos deben ser consecuentes.

Fotos

Vídeos