Valencia Basket ejecuta las ampliaciones de contrato de San Emeterio, Rafa Martínez y Guillem Vives

La plantilla del Valencia Basket, al inicio de la comida de final de temporada. / j. bermejo

La cláusula del base baja durante unos días a 300.000 euros tras la extensión y el club deberá estar atento a la reacción del Barcelona

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El Valencia Basket no ha querido perder el tiempo y ayer comenzó a blindar al equipo que ha ganado la Liga Endesa. Las primeras tres decisiones son las que afectan a los cupos de formación y que, además, serían aceptadas tanto por Pedro Martínez como por Txus Vidorreta, en el caso de que el técnico catalán no llegue a un acuerdo para seguir de taronja. La entidad valenciana ejecutó las ampliaciones de contrato de Rafa Martínez, San Emeterio y Guillem Vives, con lo que los tres tienen desde ayer contrato en vigor hasta junio de 2018. Cada uno con el sueldo y las cláusulas pactadas en sus fichajes o renovaciones anteriores.

El capitán, con esta extensión de contrato, comenzará su décima temporada en el Valencia Basket, donde ya se ha convertido en el único jugador de la historia de la entidad que ha conseguido levantar tres títulos. El escolta es el máximo anotador de la historia del club, con 4.982 puntos y el segundo jugador con más partidos, con 523 partidos). Su renovación no supone ningún regalo, conviene recordar que ha disputado en el año de gloría de la primera Liga ACB en las vitrinas un total de 67 partidos, promediando 8,2 puntos con un 44,7% en triples. Martínez no pudo esconder a este periódico su satisfacción tras hacerse oficial la noticia: «Seguir vestido de taronja es lo máximo y jugar en el Valencia Basket un año más, ahora que hemos ganado la Liga y que volvemos a la Euroliga, es algo que voy a recordar toda la vida». El de Sampedor celebrará una década con los mismos colores.

El caso de Guillem Vives es distinto, puesto que su ampliación de contrato también refuerza la posición del Valencia Basket ante el interés de, entre otros, el FC Barcelona. Es cierto que en los primeros días del nuevo contrato su cláusula bajará a 300.000 euros pero en el club confían en que no habrá ningún problema para que dispute su cuarta temporada en el Valencia Basket. San Emeterio ha sido uno de los líderes indiscutibles en el título de la Liga Endesa y disputará su primera Euroliga con el Valencia Basket, después de convertirse en el primer jugador con peso real en sus equipos en ganar dos Ligas con dos conjuntos distintos que no sean Real Madrid y Barça.

El segundo tramo de renovaciones no se ejecutará hasta que no se conozca el nombre del entrenador de la próxima temporada. Romain Sato y Luke Sikma, vital en la forma de entender el baloncesto de Pedro Martínez, son los que cuentan con más opciones a día de hoy. Will Thomas ha creado la duda razonable tras su nivel sobresaliente en el playoff mientras que los movimientos de Diot, Kravtsov y Van Rossom tendrán que ejecutarse dependiendo del tipo de retoques que se desea hacer en la plantilla. La idea sigue siendo la de una plantilla larga de 14 o 15 jugadores, contando con el regreso de Abalde.

Fotos

Vídeos