Baloncesto | Valencia Basket

Un centenar de bajas por lesiones

Sastre, tras la falta de Papapetrou que acabó con una fractura en el hueso de su muñeca derecha. / miguel ángel polo
Sastre, tras la falta de Papapetrou que acabó con una fractura en el hueso de su muñeca derecha. / miguel ángel polo

El Valencia Basket terminará el 2017 acumulando un mínimo de 105 ausencias | Latavius Williams aún no ha debutado de taronja y la ausencia de Diot ha provocado tres fichajes y el desgaste en Vives

JUAN CARLOS VILLENA

El Valencia Basket necesitaba con urgencia el pequeño parón navideño en la ACB, donde su partido de la Jornada 13 en Málaga frente al Unicaja se ha aplazado para el 2 de enero por el calendario de la Euroliga, por muchos motivos. Despejar la mente del trago amargo que está resultando la Copa de Europa, con las dolorosas diez derrotas consecutivas, es uno de ellos pero el verdadero drama, durante toda la temporada, existe en la enfermería. El conjunto taronja celebrará la Navidad con cinco lesionados, aunque la previsión sigue siendo que Sergi García se reintegre al grupo el martes, en la vuelta al trabajo, y sea la gran novedad en el partido ante el Panathinaikos del 28 de diciembre. Frente al Zalgiris, contando al mallorquín puesto que ya es jugador profesional de la plantilla, los valencianos volvieron a tener cinco bajas, sumando Vives, Sastre, Diot y Williams. Fue la quinta ocasión en la que Vidorreta contó con cinco lesionados en alguno de los 28 partidos que ha disputado su equipo en el inicio de temporada. Una auténtica barbaridad.

Los números fríos de las lesiones del Valencia Basket en los primeros tres meses de competición asustan; 99 bajas en 28 partidos lo que da una media de 3,54 ausencias por choque. La actual plantilla profesional de los taronja es de 15 jugadores, tras los fichajes de Van Rossom, Rudez y García. Una proyección que le llevará a superar la centena antes de que termine 2017, puesto que para los dos partidos que restan en el calendario (Panathinaikos y Joventut) están confirmadas las bajas de Latavius Williams, Diot y Sastre, con lo que el número se elevará a 105 antes del cambio de año. La cifra subirá a 107 si no mejora la bursitis en el tobillo izquierdo de Vives ya que el plan con el catalán sigue siendo frenarle en cuanto Sergi García esté para jugar. La primera semana de 2018, con tres partidos (dos en Málaga y uno en Vitoria) elevarán esa cifra a 115 si Vives continúa con el plan establecido de parar su producción para solucionar el dolor que arrastra desde inicios de noviembre. Un auténtico calvario.

Con el asterisco siempre puesto que requieren las lesiones, y más en el Valencia Basket de las últimas temporadas, la tendencia tiene que mejorar en la segunda quincena de enero. En esa horquilla está prevista la vuelta de Sastre y la de Latavius Williams desde Estados Unidos, donde se evaluará el estado de su tibia y el resultado del tratamiento que está siguiendo en Dallas. La reflexión de las lesiones en la Fonteta tiene que ser profunda. Desde la crítica interna, depurar los motivos de los malos diagnósticos con Williams y Diot, donde el director deportivo del club reconoció ayer en este periódico que también hay que incluir a los especialistas de primer nivel que no atinaron a la primera con el tratamiento de los dos jugadores, a la globalidad del calendario. De los siete lesionados bajo la tutela del trabajo en el Valencia Basket, seis (Dubljevic, Diot, San Emeterio, Abalde, Vives y Sastre) disputaron el Eurobasket o estuvieron en la concentración con sus selecciones. La falta de descanso y de pretemporada ha sido devastadora. Del resto de plantilla que no tuvo trabajo con su selección tan sólo se ha lesionado Williams. El resto (Doornekamp, Green, Pleiss, Thomas y Rafa Martínez) no se ha perdido ningún partido por lesión, puesto que la ausencia del capitán en Bamberg fue por un virus. Van Rossom es el único jugador taronja que ha disputado el Eurobasket que no se ha lesionado. Un guiño del destino.

La vuelta de Sastre sigue prevista para la segunda quincena de enero si se cumplen los plazos Sergi García se unirá al trabajo con el grupo el martes y debutará el jueves en la Euroliga

Las ausencias de larga duración de Diot y Williams se han convertido en una roca de muchas toneladas para la plantilla, puesto que la carga de minutos en el resto, algunos fuera de posición, ha tenido como efecto la caída de efectivos como si fuera un dominó. La del francés provocó tres fichajes (Llompart, Van Rossom y García) y ha acabado por lastrar a Vives. Abalde y San Emeterio acumulan dos lesiones musculares, la segunda del cántabro un día después de su alta médica, mientras que Sastre suma una lesión muscular y una fractura en un hueso de la muñeca, de la que se está recuperando, tras una falta de Papapetrou. Si el 2017 no terminará con una cifra más escandalosa es por la profesionalidad de Dubljevic, Vives y los fisios del club. El montenegrino se ha perdido cinco partidos después de aguantar con una tendinitis en el Aquiles desde que regresó del Eurobasket, mientras que el catalán paró por primera vez ante el Zalgiris. Esa plaga de lesiones es una de las causas fundamentales de que Juan Roig siga apelando a la calma.

Más

Fotos

Vídeos