Baskonia y Real Madrid lideran el intento de creación de una liga privada fuera de la ACB

Madrileños y vascos dejaron claro en la reunión con el CSD que la escisión es la vía más factible si no se aligera la competición española

JUAN CARLOS VILLENA

La Liga Endesa 2017-2018 arrancará de forma oficial el viernes 22 de septiembre con la disputa de las semifinales de la Supercopa en Las Palmas. Ese día se iniciará el curso baloncestístico con más dudas de la historia del baloncesto español desde la creación de la ACB. Los 'tambores de guerra' hace tiempo que venían anunciando un eco sordo pero, durante el verano, todo se ha precipitado. La encrucijada que vive el baloncesto a nivel europeo, con una herida no cerrada entre la FIBA y la Euroliga que ha creado un calendario insostenible, ha elevado el nivel de tensión interno de una ACB que en julio parecía haber llegado a un acuerdo para mantener esta campaña los 17 equipos y reducir a corto plazo a 16 y que ha terminado en la práctica con 18 por la inclusión forzosa, avalada por una resolución judicial, del Real Betis.

Los cuatro equipos que tenían segura, a 9 de mayo, su participación asegurada en la Euroliga, fueron los que iniciaron el órdago levantándose de la mesa en una reunión y plantando a sus compañeros de la patronal. Un gesto muy feo pero efectista. Aquel inicio ha terminado con la creación de una comisión de trabajo, bajo el manto del CSD, donde su presidente, José Ramón Lete, exigió la entrada del Valencia Basket. El entidad de la Fonteta comparte con los otros cuatro equipos de Euroliga la necesidad de aligerar el calendario (para ellos la temporada se iniciará con un mínimo de 64 partidos) aunque difieren del punto de partida, puesto que José Puentes, Director de Relaciones Institucionales del club de Juan Roig, ha defendido desde que se estrenó el cargo una reformulación del modelo de la Liga, pero dentro de la ACB.

El Baskonia y el Real Madrid, tal y como confirmaron a LAS PROVINCIAS fuentes conocedoras de la reunión del lunes en el CSD, son los grandes defensores de la escisión. Si algo quedó claro ese día, es que ellos dos son los que llevan la bandera de la exploración de las opciones de crear una competición privada externa a la Liga Endesa. Barça y Unicaja están en el mismo barco, aunque son las entidades de Florentino Pérez y Josean Querejeta las que lo pilotan.

El siguiente paso se producirá en la reunión de clubes que está prevista antes del inicio de la temporada, donde el resto de equipos solicitarán información a los cinco integrantes de esa comisión de la ACB sobre la hoja de ruta, ya que el primer mensaje que se deslizó tras la misma es que el primer escenario sigue siendo encontrar una solución al problema de la actual Liga Endesa. La situación, con el presidente de la patronal (Francisco Roca) dimitido y sin sustituto de consenso a corto plazo, se antoja, cuanto menos, complicada. La Federación se encuentra expectante después de este último movimiento aunque su presidente, Jorge Garbajosa, quiere recabar toda la información de la intención de la comisión de trabajo a seis bandas, ya que el CSD también participa en la misma. El otoño se presenta muy caliente.

Fotos

Vídeos