Las Provincias
Bojan Dubljevic posa en la Fonteta tras la entrevista. :: irene marsilla
Bojan Dubljevic posa en la Fonteta tras la entrevista. :: irene marsilla

Bojan Dubljevic: «En España sólo quiero jugar en el Valencia Basket, ni en el Real Madrid ni en el Barcelona»

  • El montenegrino desvela lo ocurrido tras perder la Eurocup: «Fue la peor noche de mi carrera, estuve soñando una semana con ese partido»

valencia. Bojan Dubljevic (Niksic, 1991) es el pianista del Valencia Basket. Del tacto de sus dedos depende buena parte de la partitura que el conjunto taronja sea capaz de tocar en el playoff de la ACB que arranca mañana en la Fonteta frente al Barcelona. El montenegrino sigue siendo el mismo chico tímido que aterrizó en España en el verano de 2012. Le gusta hablar en la pista pero todo lo que dice lo hace de forma pausada. Mirando a los ojos. «Cuando llegué a Valencia no sabía nada de vivir fuera de casa. La primera impresión de la ciudad me dio respeto. Desde ese día he luchado por esta camiseta y es un orgullo que cinco años después represente al Valencia Basket en el mejor quinteto de la ACB. Estoy muy emocionado», relata a LAS PROVINCIAS. Lo suyo no son tópicos, aunque los deportistas del 'postureo' hayan erosionado los valores. El pívot se pone muy serio cuando se le pregunta sobre su futuro, para contestar con una frase que suena a un mundo añejo. A blanco y negro: «En España sólo quiero jugar en el Valencia Basket, ni en el Barcelona ni en el Real Madrid. Es una cuestión de respeto a la afición. Los valencianos me han dado mucho cariño desde el primer día y para mí eso es lo más importante. Es algo que nos enseñan desde pequeños en nuestra cultura de baloncesto, un jugador balcánico es de por vida del club que se lo de todo. Si algún día juega fuera de él seguirá siendo aficionado de por vida. En mi caso ese equipo se llama Valencia Basket».

Bojan se toma una pausa para contestar a la siguiente pregunta. Quiere que su mirada de seguridad refuerce la respuesta. Drafteado por los Timberwolves en 2013, sigue poniendo por delante su carrera en Europa. «Todos los jugadores sueñan con jugar en la NBA. Mi sueño es hacerlo en el mejor equipo y para mí el Valencia Basket es el mejor club del mundo», remata para concluir con una obviedad tras todo lo dicho: «Mi agente sabe que la primera opción es quedarme». Tiene contrato de taronja hasta junio de 2018.

Dubljevic no olvida la canasta de Huertas que eliminó «de forma cruel» al Valencia Basket en las semifinales de la ACB de 2014, pero su mayor lamento llegó con la derrota ante el Unicaja en la Eurocup: «Fue la peor noche de mi carrera. Estuve soñando una semana con ese partido. Creo que aún necesito más tiempo para olvidarlo porque fue un disgusto enorme». La mejor forma de levantarse es luchar por tumbar a un Barcelona que llegará sin Faverani, rescindido ayer, y con la ayuda de Kravtsov. «Perdimos dos finales, estamos muy mentalizados para eliminar al Barça porque nos puede acercar la opción de disputar la Euroliga la próxima temporada», sentencia. El «valencianista de por vida» según se define no da por perdida la temporada. No suena de farol.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate