Las Provincias

El reto de elevar a 50 los olímpicos en Tokio

Los deportistas que forman parte de la quinta edición del Proyecto FER. :: damián torres
Los deportistas que forman parte de la quinta edición del Proyecto FER. :: damián torres
  • El programa impulsado por la Fundación Trinidad Alfonso otorga 850.000 euros y Juan Roig anuncia una categoría para ayudar a atletas en proceso de retirada

  • El Proyecto FER beca este año a 121 deportistas de la Comunitat

«Tengo compañeros que me dicen que les gustaría ser valencianos para poder tener esta ayuda». Así se refirió la nadadora adaptada Ariadna Edo al Proyecto FER (Foment d'Esportistes amb Reptes), de la que ella vuelve a formar parte, esta vez en la categoría de Élite. «Quiero estar en Tokio y mejorar el bronce conseguido en Río», señaló la joven castellonense. Ella está incluida en el elenco de 121 deportistas de distintas modalidades becados por la Fundación Trinidad Alfonso, presidida por Juan Roig. El ambicioso reto es, como subrayó el propio empresario, incrementar la presencia de la Comunitat en los Juegos: de los 30 representantes que hubo este verano en Brasil a medio centenar en 2020 en Japón.

«Queremos ser un ejemplo para todo el mundo. Para nosotros no hay distinción entre olímpicos y paralímpicos», recalcó Roig. El Proyecto FER se creó en 2013 y alcanza su quinta edición este año, en la que se repartirán 860.000 euros: 15.000 euros para los deportistas de la categoría Élite, 7.500 para los Promesas y 2.000 para los Vivero, que en 2016 recibían 1.200 euros. Juan Roig anunció, además, la creación de una nueva categoría, llamada ReFERentes, y dirigida a deportistas recién retirados o en proceso de ello. Este año, la integrarán la saltadora Concha Montaner, los judocas Sugoi Uriarte y Laura Gómez, y los jugadores de rugby César Sempere y Matías Tudela. «Queremos apoyar a deportistas que, después de la competición, quieran emprender algún proyecto formativo o de autoempleo. El objetivo es que la salida de la élite sea menos difícil y puedan seguir desarrollándose como profesionales, e inspirando a los más jóvenes», explicó el presidente de la Fundación Trinidad Alfonso.

«En nuestra clasificación para Río, ganamos los partidos de cuartos, semifinales y final en la última jugada. Éramos héroes... o al menos eso creímos. El apoyo al deportista no ha de acabar en la retirada, luego también lo necesita para emprender nuevos proyectos. Queremos ser ejemplo de eso», relató Sempere.

«Podemos decir con satisfacción que ya somos olímpicos», indicó sonriente Iván Colmenarejo, director deportivo del Proyecto FER, que añadió: «Con 121 deportistas -28 Élite, 33 Promesas y 60 Vivero- alcanzamos un nuevo tope. Además, en 2018 se premiará al club que más representantes aporte a este programa». Colmenarejo y toda la gente integrada en el proyecto saben que la exigencia es máxima. Lo refleja el propio lema elegido para 2017: 'Queda molt per FER'.

Roig afirmó sentirse satisfecho por la frase empleada y orgulloso de los 121 deportistas elegidos: «Aquí no hay enchufados. Estáis aquí porque lo merecéis. Nadie os regala un segundo en las competiciones. Os habéis esforzado y os animo a que lo sigáis haciendo para llegar a Tokio 2020». La presentación de esta quinta edición del Proyecto FER tuvo lugar en la Fonteta, donde se dieron cita gran parte de los becados. Además, estuvieron Isabel Fernández y Ángel Luis Gómez, vicepresidentes de los comités Olímpico y Paralímpico, respectivamente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate