Las Provincias

Van Rossom: «El año pasado sufrí viendo la Copa por TV»

  • Afronta la cita con una doble motivación puesto que llegar a ella a su mejor nivel fue un reto en su particular pretemporada

Ver a Sam Van Rossom sonreír no es una noticia, pero la que tenía el miércoles por la noche al llegar al Hotel Lakua de Vitoria era especial. El base se perdió la edición de 2016 al estar recién operado de la rodilla y una vez comenzó su proceso de recuperación se puso en mente, como objetivo realista, llegar al torneo copero de 2017. «Desde el principio de temporada tenía claro que me iba a costar mucho estar como antes de la lesión y me marqué la Copa del Rey como el momento perfecto para llegar a ese nivel. Creo que lo he conseguido».

«Teníamos muchas ganas de que llegara la Copa porque es un torneo que siempre afrontas con mucha ilusión», recuerda. La plantilla lleva mentalizada desde que salió el sorteo para intentar cerrar una herida que lleva sangrando desde hace doce meses: «Lo que ocurrió el año pasado nos tiene que servir como una lección y creo que todos los jugadores aprendimos de la derrota frente al Gran Canaria en Galicia».

Ese recuerdo para Van Rossom fue doblemente amargo, puesto que ni siquiera pudo consolar a sus compañeros. «La situación fue muy extraña porque ni siquiera pude acompañar al equipo porque estaba recién operado», rememora: «Sufrí muchísimo viendo esa Copa en el sofá por televisión. En el banquillo sufres pero por lo menos estás con ellos, desde casa es muy duro».

Si algo han demostrado los dos partidos que ambos equipos han disputado en la ACB es que el nivel está muy igualado. «Tenemos todas las posiciones bien cubiertas. Tanto los titulares como los jugadores de banquillo pueden marcar la diferencia. Les hemos ganado los dos partidos esta temporada pero fueron muy disputados», asevera Van Rossom.