Las Provincias
Sikma supera a Gaffney para anotar ante el Alba. :: juan j. monzó
Sikma supera a Gaffney para anotar ante el Alba. :: juan j. monzó

El Valencia Basket iniciará en Málaga su pulso de Euroliga con Unicaja

  • España tendrá cuatro plazas en Europa si un mismo equipo de la ACB gana la Eurocup y es el mejor de la Liga Endesa sin licencia

El doble duelo en la Eurocup entre el Valencia Basket y el Unicaja, el 18 de enero en el Martín Carpena y el 25 en la Fonteta, será el primer test entre dos equipos destinados a luchar por rascar una de las dos plazas que, como máximo, tendrán los equipos españoles sin licencia para la Euroliga de la próxima temporada. Tal y como confirmó el miércoles Jordi Bertomeu en este periódico, España aspira a tener un máximo de cinco plazas en la liga europea si se da el siguiente condicionante; que el campeón de la Eurocup sea español y el que gane la Licencia B que estará en juego en la presente campaña de la ACB sea un equipo distinto. Si el campeón de la Eurocup no es español, la Liga Endesa tendrá cuatro representantes en la campaña 2017-2018. Lo mismo ocurrirá si un mismo equipo español gana la Eurocup y, además, es el mejor clasificado al final de la Liga Endesa sin licencia de Euroliga.

En ese escenario, la plaza que está en juego en la ACB tendrá rango superior sobre la de campeón de la Eurocup, puesto que la que está en juego en la competición nacional es una Licencia B y la de el torneo continental una Licencia C. En ese caso, el subcampeón de la Eurocup no tendría billete para la Euroliga sino que esa plaza se convertirá en una 'wildcard' disponible para la organización. Algo que, por otra parte, no le vendría mal al torneo para no dejar fuera al Darussafaka, el invitado esta temporada que ha llegado de la mano de Dogus, uno de los patrocinadores más importantes en el panorama baloncestístico europeo.

Aunque la plaza que está en juego en la ACB para la Euroliga, que será para el mejor situado que no sea Real Madrid, Barcelona y Baskonia, tiene un mayor rango que la del campeón de la Eurocup en caso de conflicto, la que se asegura ganando el segundo torneo continental llegará antes en el calendario, con lo que su prioridad es clara. Si un equipo español logra llevarse el torneo se asegurará la participación en la Euroliga, pase lo que pase en la ACB.

Dejando a un lado las preferencias personales, el pulso entre la Euliga y FIBA Europa por el control de la segunda competición europea se ha decantado, aunque tan sólo sea por una cuestión práctica, del lado de la organización que lidera Bertomeu. El ganador de la Eurocup tiene un premio deportivo, la Euroliga. El de la Champions, ninguno.

Avanzar rondas en el torneo donde el Valencia Basket y el Unicaja comparten en estos momentos el Grupo H también puede tener su importancia en el futuro. Algo que no está escrito en ningún documento, pero que sirve para mantenerse 'bien situado' para el momento en el que la Euroliga decida acometer su ampliación. Una decisión que, por otra parte, aún no tiene fecha de aplicación ni tampoco los criterios que se utilizarán para conceder esas nuevas plazas.

El propio Bertomeu nunca ha escondido que los socios de la competición no españoles siempre han sido reacios a que se tiendan puentes para la entrada de otra plaza vía ACB. Su presión fue la que rebajó de cuatro a tres las licencias, la que se quitó al Unicaja, aunque esa posibilidad está de nuevo abierta con la Licencia B. «Que hayan cinco equipos españoles la próxima temporada en la Euroliga es una posibilidad. Otra cosa es que guste o no guste, lo que tenemos que entender es que desde fuera de España se considere que cinco de dieciséis son muchos, pero son las reglas que se marcaron y cumplimos lo que pactamos», manifestó el dirigente en Valencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate